También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
Adjuntada el acta con la redacción de los acontecimientos

La batalla campal en el Borriol "B"-Oropesa podría hacer pasar por el quirófano a un futbolista local

El partido de 1ª regional que disputaban el Borriol “B” y el Oropesa tuvo que ser suspendido en el minuto 65 tras una batalla campal que provocó numerosas contusiones a diversos futbolistas, según refleja el acta arbitral a la que ha tenido acceso la Cadena COPE.

El colegiado del encuentro, Santiago Estevez, relata en el escrito que tras tener que abandonar el futbolista del Oropesa, Óscar García, el terreno de juego “por una herida sangrante, le propina un empujón al delegado de campo”, lo que provoca que dos futbolistas desde el banquillo del Borriol, Efrén Balaguer y Miguel Esteve, devuelvan el empujón al jugador visitante. Por ello, estos tres jugadores fueron expulsados.   Nuevamente el futbolista del Oropesa “golpea con el puño cerrado en la cara a Miguel Esteve”, produciéndose una tangana en la que el árbitro sostiene en el acta que “hasta cinco futbolistas del Oropesa derriban al suelo a Miguel Esteve del Borriol, propinándnole varios puñetazos”.   Posteriormente, Esteve, logra incorporarse y lo hace “sangrando por la nariz y con el hombro desfigurado, propinando un puñetazo en la cara a un adversario”.   El acta también sostiene que el meta del Borriol, David Mercado, “propinó una patada de karate a un adversario”; otro jugador local, Enric Castell, “pega varios puñetazos a un rival”; así como Carlos Taulé, del Oropesa, “veo como golpea varios puñetazos a un adversario”.   Tras estos incidentes, se produce una invasión de campo que el árbitro considera que es realizado “por unos 30 espectadores de ambos equipos, con el fin de separar las agresiones”.   El colegiado, acompañado por el delegado de campo, llega al vestuario donde telefonea a la fuerza pública que se presenta en las instalaciones de El Palmar de Borriol. “Tras conversar con ellos, no me pueden asegurar mi integridad física ni la de los jugadores, por lo que decido suspender el encuentro con el resultado de 1-3”.   Debido a la trifulca y a los golpes recibidos, Esteve del Borriol, tuvo que acudir a un centro hospitalario. El futbolista está a la espera de pruebas médicas para conocer si debe pasar por el quirófano debido a una dislocación en la clavícula y a la rotura de los ligamentos del hombro.      

Lo más visto