También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
Entrevista en El Partido de las 12

La abuela de Rafa Nadal nos descubre algunos de los secretos del número uno del mundo

Isabel Homar, 'Bel', nos contó por qué prefiere ver los partidos de Rafa en diferido, por qué se enfadó con su nieto cuando ganó a Moyà en 2003, la causa de un cólico que tuvo de niño o qué pasó en el último brindis familiar.
Nadal, junto a su abuela Isabel Homar. (FOTO CEDIDA POR...
Nadal, junto a su abuela Isabel Homar. (FOTO CEDIDA POR EL DIARIO DE MALLORCA)
  • cope.es
  • cope.es

Isabel Homar, cariñosamente conocida como Bel, es la abuela de Rafa Nadal. Tiene 82 años y fue, este lunes, protagonista en El Partido de las 12, con motivo de la vuelta de su nieto Rafa al número uno del mundo.Nos contó que Rafa, 'el tenista', como se llaman para diferenciarle de los otros tres Rafaeles Nadal que hay en la familia, es "muy familiar. Nos llama muchas veces, yo estoy muy agradecida y de las primeras cosas que hace cuando viene, es vernos."Su abuela explicó por qué prefiere ver los partidos de Rafa en diferido: "Muchos partidos los veo en diferido, porque siempre lo encuentro mejor. En directo, me supera más la pena que paso cuando pierde. En diferido siempre digo: ¡qué bueno es!" Y entre todos los torneos a los que ha viajado para verle, ha podido conocer al gran rival del manacorí: Novak Djokovic, al que Isabel definió como "buena persona. Me cae bien."Una abuela que no sólo ha sufrido con las derrotas, sino la vez en que derrotó a Carlos Moyà, en Hamburgo, en 2003, siendo Nadal el número 83 del ránking: "Moya se portó siempre con él. Esa vez no estuve tan contenta, porque Carlos no se lo merecía perder. Le dije, ¿cómo podía ser eso? Gracias a Dios, no me ha hecho mucho caso."La lesión que sufrió el año pasado produjo un acontecimiento insólito: una reunión de los trece nietos el día de Reyes: "cuando brindé le dije: "es el primer año que estamos todos juntos. Que el año que viene estés aquí". Y me dijo: "abuela, con este año ya basta". No me acuerdo de lo que me regaló, pero yo le hice una broma. Le compré una cesta y como había comprado una casa nueva, y le puse cuatro tonterías feas y le puse: "Para tu nueva casa" porque yo no sé por qué regalarle nunca."Su pasión por los canelones, el pescado al horno o por qué Nadal sufrió un cólico el día de su Primera Comunión por un atracón de aceitunas fueron algunas de las anécdotas que Isabel Homar quiso compartir con los oyentes.

Lo más visto