También en directo
Ahora en vídeo

'Línea Editorial'

El siglo de la mujer

No se trata sólo de invertir una situación consecuencia del ambiente machista que prevalece en diversos ámbitos, sino de reconocer la dignidad y el papel fundamental de las mujeres en la sociedad, como señalaba el Papa. 

  • authors and signature:lista con un numero insuficiente de elementos

En una de sus recientes homilías, el Papa Francisco entró de lleno en el gran debate sobre el auténtico papel de la mujer en la sociedad y afirmaba que la mujer es la que da armonía y sentido al mundo. No parece, sin embargo, que la huelga general femenina convocada para mañana en todo el planeta, vaya a incidir demasiado en esa dirección. La instrumentalización ideológica de la que está siendo objeto desde postulados de un feminismo radical, teñido de teorías sobre el género, está desviando el debate sobre el pleno derecho que asiste a la mujer a la igualdad con el hombre en el marco laboral, dentro de una sociedad libre. No obstante, parece evidente que la amplitud que han adquirido ya las reivindicaciones femeninas van a convertir la mujer en uno de los elemento de cambio cultural de mayor relevancia en nuestro siglo.

No se trata sólo de invertir una situación consecuencia del ambiente machista que prevalece en diversos ámbitos, sino de reconocer la dignidad y el papel fundamental de las mujeres en la sociedad, como señalaba el Papa. Posiblemente veremos a la mujer acceder con menos cortapisas a puestos clave de la sociedad, y también de la propia Iglesia. Pero no se alcanzará una plenitud de derechos mientras no se reconozca públicamente esa otra función exclusiva de la mujer que es la maternidad, libremente escogida. Los poderes públicos tienen que actuar aquí sin timideces ni miopías, para dar todo su sentido a la sociedad del bienestar. El acceso al trabajo es un derecho inalienable, como también lo es el de crear una familia, tener hijos y educarlos como uno e los mayores servicios que pueden prestarse a la sociedad. Ni machismo ni feminismo: igualdad de oportunidades y dar carta de naturaleza social a las mujeres que optan por ser madres, ya que prestan un servicio imprescindible al bien común.

  • Letf1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

  • megabanner_3:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado