Boletín

Un minuto de risa al día con el actor Santi Rodríguez bromeando sobre su infarto

Te recordamos uno de los mejores momentos del paso del actor por 'Imparables'

Audio

 

COPE.es

Tiempo de lectura: 1'Actualizado 02:31

La vida está repleta de lo que conocemos como “personajes”, es decir, gente peculiar, poco corriente, que no deja indiferente a nadie. Eso puede ser bueno o malo. Santi Rodríguez bien podría recibir este calificativo, pero en el montón bueno. Porque sufrir un infarto mientras estás de relax en la playa, y para más inri el día de tu cumpleaños, no me digan que no tiene su miga. Pero que menos de dos años después, tras un mes de hospital, se decida a rememorar todo aquello en su nueva obra de teatro que paseará a lo largo y ancho de toda la geografía española como mínimo hasta el próximo mes de noviembre, es para quitarse el sombrero.

'Infarto, ¡no vayas a la luz!' es su obra autobiográfica donde el humor no falta. Porque así es Santi Rodríguez, un hombre que se ríe de sí mismo. Y esos son los más grandes. Al escucharle hablar con tanta naturalidad y optimismo, nos asalta la duda... ¿y si su mujer tenía razón y solo eran gases?

“Mi mujer lo atribuye todo a los gases desde siempre, y no se por qué. Pero no es la única, yo tengo un amigo que cuando le duele algo su mujer siempre le dice... haz caca y verás como se te quita.” Pero gases o no, lo cierto es que está lleno de energía: “Tengo muchas ganas de trabajar, primero porque hay que vivir, y segundo porque disfruto, y más viendo el éxito de la obra.”

De hecho, el actor tiene muy claro el motivo de este éxito: “Claramente las señoras quieren venir a la obra para verme en camisón mientras se me ve el culo. Así paseaba yo en el hospital, donde lo que más aprendí fue a comer sin sal y a caminar con gotera, que no es nada fácil.”

Lo más