• Martes, 21 de mayo 2024
  • ABC

COPE

El neuroma de Morton: la dolencia que afecta a la reina Letizia

Juan Blanco, traumatólogo: "Puede llegar a ser muy doloroso y necesitar de una intervención quirúrgica que descomprima el nervio del pie"

Vídeo

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 21:51

Los reyes han viajado a Holanda en una nueva visita de Estado. Entre sus actos programados, un besamanos que ha dejado una imagen que ha llamado mucho la atención: la de la reina Letizia sentada en un taburete. ¿La razón? Una dolencia llamada neuroma de Morton que padece desde hace dos años (se la diagnosticaron en 2022) y que se le suma a una metatarsalgia crónica en el pie izquierdo. No es la primera vez que vemos a la reina bajarse de los tacones altos a los que nos tiene acostumbrados, obligada por este problema que afecta más a mujeres que a hombres y que puede incluso impedir caminar.

¿En qué consiste esta enfermedad y cuáles son los síntomas?

Según los especialistas el neuroma de Morton, que también se conoce como neuroma interdigital o plantar es de difícil diagnóstico. Consiste en un dolor intenso debido a la inflamación del nervio que se encuentra entre los huesos metatarsianos del tercer y cuarto dedo del pie (nervio que se encarga además de darlos sensibilidad) y que puede también llegar a comprimirse. Todo esto provoca que la reina tenga grandes crisis de dolor. Juan Blanco, Jefe del Servicio de Traumatología Complejo Asistencial de Salamanca confirma en Trece al día que: "puede ser muy doloroso, es una neuritis, un atrapamiento del nervio plantar que al verse comprimido se fibrosa y ese dolor puede llegar a ser muy intenso". Precisamente entre los síntomas, asegura estaría el dolor agudo, ardor, e incluso sentir entumecimiento en los dedos afectados. Un dolor que, asegura el doctor, "se puede intensificar si se está un tiempo prolongado de pie o no se lleva un calzado adecuado".

Es cierto que esta enfermedad no se manifiesta a simple vista, no es algo que se pueda apreciar, ya que se trata de una inflamación interna. Solamente a algunas personas se les separan las falanges del tercer y cuarto dedo pero eso sí, no es algo habitual.

El tratamiento para el Neuroma de Morton

En muchas ocasiones los médicos aconsejan modificar en la medida de lo posible la forma de caminar para paliar de alguna manera el dolor. Juan Blanco señala que primero se comienza con tratamientos conservadores: "El tratamiento inicial conservador es cambiar el tipo de calzado y que este zapato sea especialmente ancho en la parte anterior y tomar antinflamatorios o calmantes". Debemos optar primero por eso pero si no funciona, se le pueden añadir tratamientos complementarios como una plantilla ajustada al pie de la persona con el fin de descargar y también evitar que se apoye esa zona. Cuando esto fracasa se puede recurrir a "infiltraciones locales" para minimizar el dolor que provoca y en última instancia se podría valorar la alternativa quirúrgica. El objetivo: "descomprimir ese nervio". Unas intervenciones quirúrgicas que, señala Blanco "son relativamente frecuentes y hay dos tipos entre las más aceptadas, por un lado una consistiría en liberar el nervio (la que se conoce como neurolisis) y por otro lado llevar a cabo una escisión de ese engrosamiento".





Radio en directo COPE
  • item no encontrado

TR3CE En directo