Santoral

Santos Basilio Magno y Gregorio Nacianceno

Ermitaños y pastores de la grey, sus obras teológicas también aludieron al Misterio del Nacimiento del Salvador

Siempre recordamos que nos hay fiesta sin octava. Ello quiere decir que algunos momentos de la Historia de la Salvación no se agotan en ocho días, porque siguen. Y los Santos de esas jornadas tiene su vínculo con el Misterio Salvador. Hoy sábado, 2 de enero y dentro del Tiempo de Navidad en que nos encontramos, celebramos a los Santos Basilio Magno y Gregorio Nacianceno, cuya obra teológica también aludió al Misterio del Nacimiento del Salvador.

Basilio Magno nace en Cesarea de Capadocia el año 330. Su familia, de probadas virtudes cristianas, influye en la educación de este hombre también virtuoso y de gran conocimiento en las letras y artes de su tiempo. Para ello mostraba cualidades sin ningún tipo de duda. No obstante, y apesar de esto, siguió la senda de la vida eremítica, hasta que en el 370, la Providencia Divina le señala para ser Obispo de su ciudad natal.

El santoral de hoy, sábado 2 de enero

Como otros tantos pastores de su tiempo, tuvo que condenar los errores creados por la herejía arriana. Aquí vuelve a aflorar su sapiencia al escribir una gran producción teológica, además de grandes reglas monásticas, aún seguidas por muchos Monasterios de Oriente. Gran benefactor de los pobres, y hondamente preocupado por la unidad de la Iglesia, muere el 1 de enero del año 379.

Y en el mismo año que Basilio, nació Gregorio en Nacianzo. Su espíritu de estudio le hizo recorrer diversas ciudades. También imita a su amigo Basilio en la vocación eremítica, para ser ordenado posteriormente, y de forma sucesiva, Presbítero y Obispo. Más adelante, el año 381, es designado Patriarca de Constantinopla, servicio que le reportará muchas dificultades. Por ello, se retira a su tierra, muriendo hacia el año 389.

dd/mm