San Pedro Ad Vincula

Es una advocación de San Pedro Apóstol que se refiere a la escena narrada en Hechos de los Apóstoles, la estancia del santo en la cárcel y su milagrosa liberación

Tiempo de lectura: 2’

Cristo recuerda a Pedro en uno de los encuentros en Pascua que cuando era joven él mismo se ceñía e iba donde quería. Sin embargo, cuando sea mayor otro le ceñirá y le llevará donde no quiera, aludiendo a la muerte con que iba a dar gloria a Dios. De esta forma Cristo anticipa lo que sería la vida de los creyentes empezando por la propia Cabeza Visible, San Pedro, su Vicario. Hoy la Iglesia nos presenta a San Pedro Ad Víncula, en una de esas facetas de la vida del Pescador que ofrece los problemas contra los que es preciso luchar.

Se trata de un término latino que traducido significa “San Pedro encadenado en la cárcel”. Ya San Pablo destacó que sufría por el Evangelio hasta llevar cadenas en sus Cartas. En el caso del Pescador, la Escritura nos lleva al capítulo 12 de los Hechos de los Apóstoles. En él se cuenta cómo Herodes Agripa apresa a los Apóstoles, martiriza a Santiago.

El santoral de hoy, martes 3 de agosto

Viendo que esto agrada al pueblo, a Pedro le retiene en la cárcel con intención de presentarle al pueblo tras la Pascua.La Iglesia oraba insistentemente por él. Una noche cuando está en la prisión Simón despierta. Una luz llena el calabozo y de pronto se le caen las cadenas, y en el colmo del estupor se abren las puertas de la prisión. Una mano le golpea y él atraviesa todas las puertas hasta salir a la calle. Allí desaparece la visión pero él se da cuenta que no estaba soñando sino que la Divina Providencia había enviado a su Ángel para librar a San Pedro.

También estará encadenado en Roma. En ese momento ya habrá sucedido el incendio de la Capital del Imperio y Nerón habrá desencadenado la persecución más feroz que pueda conocerse contra los cristianos. Simón entonces esperaría su muerte para dar gloria a Dios. El obispo de Jerusalén entregó a la Emperatriz Eudoxia estas cadenas y ella las colocó en una Iglesia que levantó, hoy la Iglesia San Pedro Ad Vincula de Roma.



Religión