SANTORAL 11 OCT

San Juan XXIII, el hombre de campo que llegó a ser el "Papa Bueno"

Angelino era un hombre de campo. Su sencillez llama la atención de Dios, que lo lleva desde el sacerdocio hasta el papado. Y tenía sus razones para hacerlo

San Juan XXIII, el hombre de campo que llegó a ser el Papa Bueno

San Juan XXIII, el hombre de campo que llegó a ser el "Papa Bueno" 

  • item no encontrado

Madrid

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 16:27

Habitualmente la festividad de un Santo es el día de su muerte en esta vida y nacimiento en la Vida Eterna. Pero hay honrosas excepciones, como es el caso del santo que celebramos hoy: San Juan XXIII. Giuseppe Ángelo Roncalli es su nombre de pila. Nace en Soto il Monte, en Italia. Sus padres son muy humildes, en extremo. 

Angelino, como le llaman, es un fiel aprendiz de la labor del campo, pero también es muy rezador. Un día se quedan estupefactos en casa. Su hijo, heredero de las faenas agrícolas en el campo, quiere ir al Seminario. Ellos se oponen. No por ir contra a la Fe, sino porque no encuentran manera de pagarlo.

Finalmente, Angelino lo logra gracias a la ayuda de un tío suyo. Ordenado sacerdote, destaca por su cercanía, pero tambien por su mente preclara. Pronto amplía estudios y es nombrado Secretario de Monseñor Radini Tedeschi. Se sentía muy acoplado a su tarea hasta que desempeña diversos trabajos en la Curia y marcha a las Nunciaturas de Bulgaria y Turquía.

Angelino es un gran amigo de los cristianos ortodoxos y salvador de muchos judíos en el holocausto. Pío XII le nombra Cardenal y le envía de Patriarca a Venecia. Parecía ya su jubilación. Ese hombre enternecedor que recorría las barriadas venecianas era admirable. Pero muere Pío XII y debe acudir al Cónclave. Roncalli pide a Dios concluir cuanto antes para irse a su Venecia. Y surge el designio de Dios sobre él.

Pío XII había durado muchos años y los cardenales buscaban varios nombres que no estuviesen tanto tiempo. Al final el Espíritu le desgina aél a través de los votos y elige el nombre de Juan por el Patrono de su pueblo que es el Bautista y precursor del Mesías. También anula así al Juan XXIII, Papa falso de la época del Cisma de Avignón. Un Papa de transición pensaban todos.

Pronto su campechanía toca el corazón de creyentes y no creyentes. Su sencilla oración y su amor a la Virgen. Un hombre de paz que logra avenir a Norteamérica y a la URSS en un preludio de la caída del telón de acero, años más tarde. En medio de su corto Pontificado convoca un Concilio Ecuménico que será el Vaticano II. El Concilio Vaticano II es el evento más destacado de los últimos tiempos y que supone una puesta a punto de la Iglesia con un diálogo de acercamiento a todos los hombres de Buena Voluntad. El Papa Bueno -como le llaman todos- y autor de la Pacem In Terris, muere en junio de 1963. El próximo Santo Pablo VI retornará este reto del Concilio llevándolo a término.

Lo más