La oración del día: Santos Jacinta y Francisco

El Señor pide a los Santos de todos los tiempos convertirse para vivir la Vida en Plenitud

Tiempo de lectura: 1’

Una de las cosas en las que más insiste el Señor es en convertirse para vivir la Vida en Plenitud. Así lo ha pedido a los Santos de todos los tiempos. Es el caso de Francisco y Jacinta Martos, que celebramos hoy. Dos años se llevaban ambos hermanos nacidos en un pueblecito pequeño de Portugal. Francisco nació en 1908 y Jacinta en 1910.

No fueron chicos de escuela puesto que en su casa el ganado era el recurso para comer y ellos se dedicaron a pastorear y llevar cada día las reses al campo de Ajustrell, en Fátima. Cosas de la Providencia coincidieron y trabaron especial amistad para ir juntos al ganado con su prima Lucía, mayor que ellos. Francisco era un niño capaz de ayudar a quien lo necesitaba encantado y Jacinta muy vivaracha para entender desde pequeña que a Cristo en la Cruz le hicieron sufrir mucho.

Oración

Nuestra Señora de Fátima,

dos pastorcitos pobres y simples,

tú que elegiste a Francisco y Jacinta,

para anunciar al mundo los deseos

de tu Corazón Inmaculado,

ayúdanos a recibir tu mensaje de conversión, para que liberados del pecado

podamos vivir una vida nueva.

Santos Francisco y Jacinta,

ustedes que rezaron intensamente,

haced que el momento de la oración diaria sea el corazón de cada día.

Ustedes, que aunque eran niños

fueron capaces de ofrecer

grandes sacrificios a la Virgen María

para la salvación de los pecadores, ayúdennos a no desperdiciar

las pequeñas cruces cotidianas

sino a transformarlas en ofrendas preciosas

y agradables a Dios

para la salvación del mundo.

Nuestra Señora de Fátima,

por intercesión de los Santos Pastorcitos Francisco y Jacinta,

cuida a todos los niños del mundo, especialmente a los más pobres

y abandonados.

Haz que también ellos encuentren

en tu Corazón inmaculado y materno,

refugio y protección.

¡Santos Francisco y Jacinta,

rueguen por nosotros!

Religión