Adviento: tiempo nuevo que nos trae noticias del niño Jesús que se avecina

Cada año la Iglesia nos prepara para vivir con intensidad el Adviento y recibir el nacimiento de Cristo

Adviento,tiempo nuevo que nos trae noticias de alguien que se avecina

 

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 01 dic 2019

Este domingo 1 de diciembre la Iglesia Católica inicia el período de preparación de la Navidad, lo que conocemos como el Adviento. Se trata de uno de los momentos de mayor alegría para los cristianos. El tiempo de Adviento tiene dos características: es a la vez un tiempo de preparación a las solemnidades de Navidad en el que se conmemora la primera Venida del Hijo de Dios entre los hombres, y un tiempo en el cual, mediante esta celebración, el ánimo se dirige a esperar la segunda Venida de Cristo al fin de los tiempos. Por estos dos motivos, el Adviento se presenta como un tiempo de alegre esperanza, y comienza con las primeras vísperas del domingo que cae el 30 de noviembre, o más próximo a ese día, y concluye antes de las primeras vísperas de Navidad.

El Adviento nos llena de imágenes que nos recuerda la llegada de Jesús a la vida. Se trata de un tiempo corto pero muy profundo y especial, en el que la Iglesia propone cuatro semanas para recordar, vivir y preparar. Revivir el nacimiento de Cristo, humilde y envuelto en humanidad, para estar con cada persona. Vivir el ahora, con la promesa hecha realidad que Jesús está y camina con nosotros. Preparar el futuro con ilusión, caminando hacia la meta y definitiva con Dios.

Pero el advenimiento como espera no implica que esa espera sea pasiva, sino muy atenta, tal y como proclama Jesús en su evangelio. “Por tanto, estad en vela, porque no sabéis qué día vendrá vuestro Señor” tal y como citaba San Mateo. 

El Adviento es, por tanto, agradecer que Dios está con nosotros y que entregó todo, para que desde su ejemplo nosotros podamos reproducir los sentimientos de su corazón, y que no quede este tiempo en un simple periodo frío y distante, en un recuerdo de algo que sucedió, o disfrazarlo solo de luces, fiestas y regalos. No hay que olvidar el verdadero sentido.

Que el Adviento pues se vuelva una oportunidad para hacer un alto en el camino, que nos interpele verdaderamente nuestro ser de cristianos, si estamos acogiendo la invitación a cambiar a renovar cada día nuestro seguimiento del Señor.

Y tu.... ¿conoces realmente cuáles son los pasos y las señales que ponen de manifiesto que estamos en las semanas previas a esta celebración? ¿Y sabrías decirnos cómo se llama este período? Todas tus dudas pueden quedar resueltas si realizas este test. 

 
Embed Playbuzz

Lo más