Boletín

Los Reyes Magos dieron regalos al Niño Jesús...y fueron "regalos" del Niño Jesús al mundo

Si te ocurriese a ti, ¿no se lo contarías a nadie, o lo irías pregonando a los cuatro vientos?

Si te ocurriese a ti, ¿no se lo contarías a nadie, o lo irías pregonando a los cuatro vientos?  

Pablo Valentín-Gamazo
@pabblovg

Redactor cope.es

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 08 ene 2019

Lo primero, ¡Felices Reyes Magos! Espero que esté siendo un día de familia, de disfrutar, de disfrutar con otros, de otros, por otros, de los regalos, de regalar y de ser regalo. Mirando al Evangelio de hoy, quizás podamos percibir una cosa más que nos han dejado para que la abramos y que da sentido a todo lo demás. Y no, no han sido los Reyes Magos, sino que "son" los Reyes Magos. El que nos los ha regalado es el Niño Jesús. 

¿Los que nos traen los regalos cada año son a la vez un regalo? Sí. Toda la distancia que recorrieron, ese "ponerse en camino" del que nos habla la Escritura, el postrarse para adorar al Niño en el Portal y hacerle presentes, forman parte de que ellos sean "regalo". Y es que, quizás pase más desapercibida la parte del Evangelio que dice que "volvieron a su tierra". Está escrito, pero lo que no figura es "cómo" volvieron.

Melchor, Gaspar y Baltasar volvían a casa después de haber reconocido al Rey de reyes. Se lo habían encontrado en un lugar que olía a animales, acostado en un pesebre. Habían llegado hasta llí guiados por una estrella. A ese Niño le habían dado grandes regalos: oro porque era Rey, incienso porque era Dios y mirra porque iba a morir como un ser humano más, (luego resucitó) 

Si te ocurriese a ti, ¿no se lo contarías a nadie, o lo irías pregonando a los cuatro vientos? Es una historia que es digna de contarse, seas cristiano o no. Y es ahí donde los Reyes pasan de ser quienes regalan a ser regalo. Son regalo para los oídos de las gentes a las que les hablaron de cuanto habían vivido, visto y oído: la Buena Noticia. Los Reyes Magos "evangelizaron" a sus gentes en sus países de origen

Lo que hicieron Sus Majestades simboliza un mensaje para este día de parte de Jesús. Ese mensaje es que el Amor y la Salvación que viene a traer Jesús a los hombres es para todos los hombres de la tierra. No es para unos pocos, ni para los perfectos. Y no, esto no es algo que "recordamos", si no que es algo que es nuevo cada año. El mensaje del amor de Dios a los hombres es siempre nuevo: el Rey, Dios hecho Hombre, que va a morir por nosotros nos ama....y es insuperable haciendo regalos. Ahora sí: ¡Felices Reyes Magos!...y ¡Felices, Reyes Magos!  

Lo más