La vida del Beato Augusto Czartoryski, el príncipe polaco que dejó la nobleza para ser sacerdote salesiano

El joven príncipe era visto como el heredero al trono de Polonia. Sin embargo, el cansancio de la vida de la corte y el encuentro con San Juan Bosco le llevaron a hacerse salesiano

Tiempo de lectura: 2’

Como cada 2 de agosto, la Iglesia de Polonia conmemora al sacerdote beato Augusto Czartoryski, un príncipe polaco que decidió dejar la vida de la nobleza para tomar el hábito salesiano y ser sacerdote.

Augusto nació en París (Francia) el 2 de agosto de 1858, hijo del príncipe de Polonia Ladislao Czartoryski y la duquesa española María Amparo Muñoz y Borbón. La familia vivía en el exilio, ya que Polonia se encontraba repartida entre las tres grandes potencias mundiales de la época. De hecho, aquellos que deseaban el resurgir de Polonia veían en él la principal referencia para asumir el liderazgo del país.



No obstante, Augusto comenzó una búsqueda vital centrada en su vocación, más allá de las aspiraciones políticas y económicas que depositaban en él en su entorno.

Conforme pasaban los años, el joven príncipe comenzó a mostrar rechazo a la vida de los palacios. A los veinte años escribió a su padre manifestándole su cansancio de la vida mundana: "Estoy cansado de todo esto. Son diversiones inútiles que me angustian. Me molesta estar obligado a hacer conocimientos en tantos banquetes", le confesaba.

San Juan Bosco, modelo de santidad y vocación para el príncipe polaco

Su acercamiento a la vocación religiosa se realizó gracias a quien fue su formador durante tres años, el sacerdote Rafael Kalinowski, canonizado por San Juan Pablo II en 1991. Sin embargo, encontró definitivamente la llamada que Dios le hacía a través de San Juan Bosco, fundador de los salesianos, en quien halló un modelo de santidad.

Don Bosco tuvo algunas dudas sobre si debía aceptar a Augusto como salesiano. Sin embargo, el Papa León XIII le solicitó que el noble fuera aceptado en la congregación. Años después de un proceso de preparación y tras la muerte de Don Bosco, Augusto Czartoryski realizó sus votos como salesiano, y en 1892 fue ordenado sacerdote.

ctv-oq4-don-bosco


Un año después, una tuberculosis que arrastraba desde hacía algunos años provocó el fallecimiento de Czartoryski en la localidad italiana de Alassio, el 8 de abril de 1893, a la joven edad de 35 años. En el momento de su muerte, se encontraba sentado en el sillón que había utilizado Don Bosco. Su cuerpo fue llevado a la iglesia de Sieniawa (Polonia), donde recibió sepultura junto a los restos de sus familiares. No obstante, con el tiempo fueron trasladados a la iglesia salesiana de Przemysl, donde reposan actualmente.

Años después, el 25 de abril de 2004, Augusto Czartoryski fue proclamado beato por San Juan Pablo II.

Religión