La Catedral se queda pequeña para despedir a Juan Antonio Menéndez, el obispo del pueblo

El arzobispo de Oviedo ha destacado de Menéndez en la homilía su “disponibilidad para acompañar a los pobres de tantas pobrezas”

Vídeo

 

Ana Valencia | COPE Astorga

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 21:29

La Catedral de Astorga se ha quedado literalmente pequeña para acoger el funeral por el obispo, Juan Antonio Menéndez, de origen asturiano que siempre que tenía ocasión presumía de su tierra.

A la llegada del féretro al templo, los cientos de vecinos que han acompañado la misa han roto en un sonoro aplauso para brindar el último homenaje al que consideran el obispo del pueblo por su cercanía y amabilidad.

El funeral lo ha oficiado Jesús Sanz Montes, arzobispo de Oviedo, quien ha destacado su inmensa gestión al frente de la diócesis de Astorga y ha pedido para Juan Antonio que la Santina lo cubra con su manto. El arzobispo también ha destacado que el obispo sufrió “con todas las calumnias” pero, aun así, “asumió con diligencia ponerse al frente de la Comisión contra la pederastia”.

La Catedral se queda pequeña para despedir a Juan Antonio Menéndez, el obispo del pueblo

 

Tuvo esa disponibilidad grande y generosa para acompañar a los pobres de tantas pobrezas. No rehuyó la cruz que supuso su entrega, por más que esto haya pagado el alto precio de un desgaste y sufrimiento que le ha costado la vida. Jamás tiró la toalla ni se bajó de la cruz, y hasta el final dio a quien quisiera verlo y escucharlo, el supremo testimonio del amor a Dios y del amor a los que se le confiaron como pastor de la Iglesia” ha destacado el arzobispo de Oviedo durante la homilía.

La Catedral se queda pequeña para despedir a Juan Antonio Menéndez, el obispo del pueblo

 

El funeral ha contado con la presencia de más de veinte obispos españoles y cardenales como Ricardo Blázquez, presidente de la Conferencia Episcopal. También ha asistido el vicepresidente para los Asuntos Económicos de la Conferencia Episcopal Española (CEE), Fernando Giménez Barriocanal. Igualmente, han acudido más autoridades, como el presidente de la Diputación de León, Juan Martínez Majo, el subdelegado de Gobierno, Faustino Sánchez, así como el Cardenal-Arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares o el secretario general de la CEE y Obispo Auxiliar de Valladolid, Luis Argüello.

Otro sonoro aplauso ha despedido la eucaristía. Juan Antonio Menéndez ya descansa en una capilla, al lado izquierdo del altar mayor de la Catedral de Astorga. Desde ahí nos acompañará siempre.

Lo más