El Papa Francisco ve necesaria una "reforma litúrgica" que también sea del dominio de los laicos

En un discurso al Dicasterio para el Culto Divino, Francisco cree que esta reforma es necesaria en la Iglesia pero que no se reduzca a una "especialización de unos pocos expertos"

Tiempo de lectura: 1’

El Papa Francisco ha reivindicado la necesidad de una "reforma litúrgica", necesaria a su juicio para reformar la Iglesia católica, y ha instado a no reducir esta disciplina a una "especialización de unos pocos expertos", extendiendo así la formación a los laicos.

"No se trata de una especialización para algunos expertos, sino de una disposición interior de todo el pueblo de Dios", ha aclarado Francisco en un discurso en el Vaticano centrado en los posibles caminos de formación litúrgica ante los miembros del Dicasterio para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos.

"Toda instancia de reforma en la Iglesia es siempre una cuestión de fidelidad esponsalicia: la Iglesia Esposa será siempre más bella cuanto más ame a Cristo Esposo, hasta el punto de pertenecer totalmente, hasta la plena conformación con Él", ha asegurado el obispo de Roma.

Del mismo modo ha asegurado que la finalidad de la reforma litúrgica, en el marco más amplio de la renovación de la Iglesia, es precisamente "suscitar esa formación de los fieles y promover esa acción pastoral que tiene como culmen y fuente la sagrada Liturgia".

Para el Pontífice ampliar a los laicos la especialización "no excluye que haya una prioridad en la formación de quienes, en virtud del sacramento de la Orden", es decir, los sacerdotes, porque están llamados a llevar de la mano "a los fieles y acompañarlos en el conocimiento de los santos misterios".

Por otro lado, el Papa ha subrayado que la Iglesia "es mujer" y "es madre". "La Iglesia tiene su figura en María y la Iglesia-mujer, cuya figura es María, es más que Pedro, es decir, es algo más. No se puede reducir todo a la ministerialidad. La mujer en sí misma tiene un símbolo muy grande en la Iglesia como mujer, sin reducirlo a la ministerialidad", ha explicado el Papa.

Religión