El Papa Francisco envía sus condolencias por el fallecimiento del cardenal Schwery

El obispo emérito de Sion fue presidente de la Conferencia Episcopal Suiza en los años ochenta, y estuvo en primera línea durante el cisma de Lefebvre

Tiempo de lectura: 3’

El Papa Francisco recibe con tristeza la noticia de la muerte del Cardenal Henri Schwery, obispo emérito de Sion, fallecido este miércoles 7 de enero de 2021 a la edad de 88 años en su pueblo natal de Saint-Léonard, en el Valais. El Sumo Pontífice extiende sus profundas condolencias al Obispo de Sion, Monseñor Jean Marie Lovey, a quien dirige el telegrama, a su familia, al obispo emérito Monseñor Norbert Brunner y a los fieles de la diócesis de Sion.

También pide al Padre de toda misericordia “que reciba en su paz y en su luz a este hombre de ciencia y a este Pastor intensamente dedicado a la guía de su diócesis”. “Atento a las necesidades pastorales de los fieles, - se lee en el telegrama - se volcó en las vocaciones sacerdotales y en la formación de los sacerdotes. También estuvo comprometido en la búsqueda de la unidad de la Iglesia en varias ocasiones. Como prenda de consuelo, imparto la bendición apostólica a usted y al obispo emérito Norbert Brunner, a los sacerdotes, a las personas consagradas, a la familia del difunto cardenal y a sus parientes, a la diócesis de Sión y a todos los que participarán en la celebración del funeral”.

ctv-jfk-cq5damthumbnailcropped750422

El cardenal suizo Henri Schwery

Había dejado su cargo de gobierno de la Diócesis de Sion ya en 1995, pero seguía siendo cardenal elector 10 años después en el cónclave de 2005 que llevó a la elección de Benedicto XVI. Henri Schwery nació el 14 de junio de 1932 y fue ordenado sacerdote de la diócesis de Sion en 1957, mientras estudiaba matemáticas y física cuántica en la Universidad de Friburgo. Luego ejerció varios servicios, como capellán militar, capellán de la Acción Juvenil Católica, profesor en el colegio de Sion, luego director del seminario menor y finalmente rector del colegio de Sion, hasta su nombramiento como obispo de esta diócesis por San Pablo VI en 1977.

Sus 18 años de gobierno diocesano estarán marcados, en particular, por el conflicto con el seminario de Ecône, administrado por la Fraternidad de San Pío X del obispo Marcel Lefebvre, que se encontraba dentro de la jurisdicción de su diócesis. Además, en su calidad de Presidente de la Conferencia Episcopal Suiza de 1983 a 1988, no pudo disuadir al Arzobispo Lefebvre de proceder a las ordenaciones episcopales que, en 1988, condujeron a la excomunión de los miembros de la Sociedad de San Pío X.

La acogida de Juan Pablo II en Suiza en 1984

Su episcopado en Sion también se caracterizó por la introducción del diaconado permanente y la creación de un seminario diocesano en 1986. También desarrolló una pastoral centrada en el apoyo a la familia, y creó sectores pastorales para asegurar una red parroquial más equilibrada. "El dinamismo siempre presente de estas diversas realizaciones atestigua la pertinencia de sus visiones pastorales y la fecundidad de su compromiso apostólico", dice en la página web de la Diócesis de Sion.

Acompañó a San Juan Pablo II durante su viaje apostólico a Suiza en 1984, y siete años después recibió el birrete del cardenal. Retirado del gobierno episcopal por motivos de salud en 1995, sin embargo, siguió siendo cardenal elector hasta 2012. En esta calidad, participó en el cónclave de 2005, y de 1990 a 2000 fue miembro de varios dicasterios de la Curia Romana, como la Congregación para las Causas de los Santos y el Consejo Pontificio para las Comunicaciones Sociales. También fue el Gran Prior de la Orden de los Caballeros del Santo Sepulcro en Suiza.

Su funeral se celebrará el lunes 11 de enero a las 10:30 a.m. en la Catedral de Sion. Debido a las restricciones vigentes a causa de la pandemia, los fieles no podrán entrar en la catedral, pero se les invita a unirse a la celebración a través de la oración.

Religión