El obispo de Vitoria pide a las comunidades cristianas desmentir los bulos sobre los migrantes: "Dan riqueza"

Mons. Juan Carlos Elizalde ha instado a las administraciones a agilizar la regularización de este colectivo, especialmente en periodo de pandemia

Tiempo de lectura: 2’

La Subcomisión Episcopal para las Migraciones y Movilidad Humanade la Conferencia Episcopal Española han celebrado estos días las XL Jornadas de Delegados y Agentes de Pastoral de Migraciones 2021, bajo el título ‘La integración en tiempos de pandemia’.

El obispo de Vitoria y presidente de la Subcomisión Episcopal para las Migraciones,Mons. Juan Carlos Elizalde, ha pasado por los micrófonos de ‘El Espejo’ para explicar los trabajos que se han realizado en las jornadas.

Mons. Elizalde ha hecho hincapié en las luces y sombras que existen en la comunidad cristiana a la hora de integrar a los migrantes: “Todos tenemos miedos. Jesucristo nos decía ‘ánimo, soy yo, no tengáis miedo’. Pero tenemos miedo a los marginados, a lo desconocido, a los forasteros, y todo esto condiciona nuestra seguridad, la manera de pensar… y luego hay bulos como que los migrantes no aportan nada, que todo son gastos, etc. y la comunidad cristiana tiene que desenmascarar esos bulos”, apunta el obispo.

A ello se suma, señala Mons. Elizalde, la falta de respuestas por parte de las administraciones a la llegada masiva de inmigrantes en situación irregular, así como la mirada hacia el otro lado de la comunidad internacional: “Todo ello hace que surjan actitudes xenófobas”, lamenta.

Para hacer frente a ello, precisa el titular de la diócesis vasca, es clave ser cercanos y quitarnos los prejuicios: “Su riqueza lo es para nosotros. Están llamados a formar parte de nuestras comunidades y parroquias. Quien descubre eso, descubre que potencia nuestras comunidades que, en muchos casos, están envejecidas, por lo que su llegada es un chorro de aire fresco”.

Por otro lado, el presidente de la Subcomisión Episcopal para las Migraciones ha instado al Gobierno a regularizar cuando antes a este colectivo, máxime en periodo de pandemia como el que nos encontramos, ya que al no estar en situación legal les impide acceder a los protocolos sanitarios: “Cuando estábamos confinados, hubo que habilitar colegios de manera urgente no ya solo por caridad, sino porque eran un peligro para la sociedad debido al contagio”.

Así las cosas, de cara a los próximos meses, en las Jornadas de Delegados y Agentes de Pastoral de Migraciones 2021 se ha acordado seguir potenciando que las parroquias y comunidades cristianas sean hogares espirituales, de acogida y hospitalidad: “Para ello celebramos ponencias, cafés, pisos tutelados, orientación psicológica… porque la necesidad es vital”, sostiene el obispo de Vitoria en ‘El Espejo’.

Religión