Las conclusiones del Congreso de 'La Iglesia en la Educación': “En nuestros centros no sobra nadie"

En 'ECCLESIA al día' en TRECE hemos tenido oportunidad de hablar con Raquel Pérez San Juan, directora de la Comisión Episcopal de Educación y Cultura quien ha detallado el evento

Tiempo de lectura: 2’

La Conferencia Episcopal Española (CEE), a través de la Comisión Episcopal para la Educación y Cultura ha celebrado el congreso: “La Iglesia en la Educación: presencia y compromiso”

En el evento han participado más de 1.200 personas que representaron a la Iglesia en la Educación. Raquel Pérez San Juan es directora de la Comisión Episcopal de Educación y Cultura y ha sido quien nos ha detallado en 'ECCLESIA al día' en TRECE, todos los detalles de este multitudinario evento. Ha apuntado que muchos de los asistentes “se sorprendieron por la diversidad, el diálogo y la capacidad de afrontar unos desafíos comunes”.

Nos cuenta nuestra invitada que este Congreso ha sido "unaauténtica renovación del compromiso de la Iglesia con la educación" teniendo en cuenta fortalezas y debilidades. Además, Raquel también ha comentado las palabras que ha dedicado el Papa Francisco: "laimportancia de la cultura de la inclusión". Nuestros centros deben acoger a todo el mundo, no sobra nadie y todos debemos cooperar. “Las familias, sean o no creyentes, reconocen la labor de la Iglesia en la educación, sea en colegios, colegios mayores, universidades...”.



Desafíos de la Educación Católica

Además, nuestra invitada no ha querido dejar escapar la oportunidad para hablar de los desafíos que se le presentan a la educación católica. Comenzando por los desafíos internos, de capacidad de trabajar juntos y terminando por otros que tienen que ver más con la sociedad como por ejemplo: el uso de la inteligencia artificial, el reto demográfico o el mundo rural entre los principales. Además, también ha querido recalcar la importancia del ámbito local, acompañando así otros ámbitos educativos. Una de las llamadas más importantes: “Acompañar al profesorado cristiano”. Entre los ponentes, el Congreso ha tenido la oportunidad de contar con represetnantes de la FIUC (Federación Internacional de Universidades Católicas), COMECE (Conferencias Episcopales ante la Unión Europea)

“En la Iglesia somos interdependientes y la eduación es un tema que nos afecta a nivel mundial. Debemos buscar el modo de hacer ver a nuestros ciudadanos que la educación integral debe ser única y que todos sumamos".

Raquel nos cuenta que los próximos pasos a seguir es "compartir lo que se ha vivido en este evento para poder empezar a coordinar y trabajar en estos desafíos". Además, también ha recalcado la importancia de la escucha, la cual es fundamental para poder valorar lo que cada uno aporta en esta educación católica.



Participación y reflexión de la comunidad educativa

La clausura de este acto ha llegado tras un proceso de trabajo quese ha volcado en potenciar la participación y la reflexión conjunta de toda la comunidad educativa. Durante este tiempo, se han desarrollado nueve paneles de experienciasque han permitido presentar 78 proyectos que se desarrollan en distintos ámbitos educativos

También han servido como cierre a estos meses de trabajo las palabras de Mons. Alfonso Carrasco Rouco, que ha vuelto a subir al escenario para cerrar el encuentro y agradecer el trabajo de todos los que han hecho posible este congreso: la Comisión, los equipos motores, panelistas, ponentes, delegados diocesanos, y voluntarios.

El arzobispo de Madrid, cardenal José Cobo, ha sido el último en tomar la palabra, pero su intervención ha sido para dirigir la oración, invitando al silencio para dejar que el Espíritu actúe.

Religión