Cáritas revela este martes los efectos que deja la pandemia para millones de personas: "Shock sin precedentes”

La entidad de la Iglesia Católica, junto a FOESSA, presentará las devastadoras consecuencias económicas que la covid-19 ha dejado para millones de familias en nuestro país

Tiempo de lectura: 2’

“Un shock sin precedentes”: así califica Cáritas las consecuencias que la pandemia, que se instaló hace dos años en nuestras vidas, ha traído para la cohesión social en nuestro país. Un advertencia que en reiteradas ocasiones ha hecho la entidad de la Iglesia a lo largo de este tiempo, y que volverá a poner de manifiesto este martes, 18 de enero, cuando presentará junto a FOESSA el informe 'Evolución de la cohesión social y consecuencias de la COVID-19 en España'.

Un documento en el que, a partir de una encuesta en 7.000 hogares, se analizan las devastadoras consecuencias que esta trayendo la crisis sanitaria a millones de familias españolas.

El pasado mes de octubre, Cáritas advertía que unas once millones de personas se encontraban en situación de exclusión social en España, tal y como revelaba el informe Análisis y Perspectiva 2021 elaborado por la Fundación FOESSA,que medía cuál estaba siendo el impacto de la pandemia en la cohesión social en España.

El estudio desvelaba que 2'5 millones de personas nuevas están en riesgo de exclusión respecto al año 2018, de tal manera que tan solo el 42% de los hogares de nuestro país disfrutan de una situación en la que no sufren ningún rasgo indicativo de la exclusión, frente al 49% de hace tres años.

Otro de los datos preocupantes del informe FOESSA es que por primera vez desde el año 2007, cuando comenzó la crisis económica, las personas en exclusión severa superaban los 6 millones de personas. De esta manera, Cáritas alertaba que avanzamos hacia una sociedad más desigual y precaria.

Pese a que en el mercado de trabajo se está produciendo una recuperación progresiva, lo cierto es que el desempleo es uno de los peores efectos de la pandemia. En este sentido, la ONG de la Iglesia Católica revelaba que el 25% de los hogares atravesaban graves dificultades en la dimensión del empleo, a lo que se sumaban un mercado cada vez más precario frente a un trabajo digno.

Ante este panorama cargado de incertidumbre, Cáritas planteaba, para paliar los efectos de la desigualdad, implantar medidas como incentivar el trabajo digno; políticas públicas que garanticen los derechos de los más vulnerables; romper la brecha digital; políticas orientadas a la familia o la acogida e integración de los inmigrantes.

Religión