Boletín

La sorprendente visita de 15.000 militares de todo el mundo a la Virgen en Lourdes

La Virgen de Lourdes "convoca" cada año a cuerpos y fuerzas de seguridad internacionales en un encuentro espiritual y de comunidad en torno al santuario

Militares de todo el mundo posan al final de la peregrinación al santurario de Lourdes | dioceseauxarmees.fr

Militares de todo el mundo posan al final de la peregrinación al santurario de Lourdes | dioceseauxarmees.fr

Redacción religión

Tiempo de lectura: 1'Actualizado 23 may 2019

Cerca de 12.000 soldados de alrededor de 40 países distintos estaban en el Santuario de Lourdes, en Francia. ¿Hay algo o alguien que pueda reunir a semejante cantidad de militares? La respuesta es que sí: la Virgen. Además, lo hace cada año en la Peregrinación Internación Anual de Militares, que se prolonga durante todo un fin de semana y concluye con una misa en Lourdes. 

Esta tradición comenzó en 1958, en el centenario de las apariciones de la Virgen María en Lourdes. El tema de la peregrinación de este año ha sido "busca la paz y persíguela". El fin de semana que pasan juntos miles de soldados de todos los rincones del mundo es una ocasión para el encuentro, en el que también desfilan para el deleite de los habitantes de Lourdes

La peregrinación incluye misas en varios idiomas, actividades deportivas y una procesión de todos los militares con velas en honor a Nuestra Señora. Entre los momentos destacados, se encuentra la visita de los militares a los baños y piscinas de la gruta de Lourdes

La delegación de los Estados Unidos ha estado compuesta este año por 220 peregrinos. Entre ellos, destacan 51 soldados heridos y veteranos de guerra. En el caso de España, una delegación de la Guardia Civil estuvo presente para participar en la 61ª edición de esta peregrinación y celebrar a los pies de la Virgen su 175 aniversario

Los organizadores de esta peregrinación cuentan a la Catholic News Agency que esta experiencia se propone por la posibilidad de obtener una sanación externa y también interna, espiritual, para los soldados, especialmente para los heridos. 

Lo más