¿Sabes cuándo termina realmente la Navidad?

La Navidad no se queda sólo en una "fiesta", si no que es un tiempo en sí mismo. De hecho, puedes seguir celebrándola hasta el 13 de enero...o incluso más

ctv-nxa-sabes-acaba-navidad
Pablo Valentín-Gamazo
@pabblovg

Redactor cope.es

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 13:48

La Navidad se ha acabado...o eso parece. Los comercios abandonan poco a poco los adornos navideños y se preparan para los tiempos de rebajas o de cambiar aquellos regalos con los que no han acertado los Reyes Magos. Los villancicos se han quedado reservados para el año próximo y se apuran los últimos trozos del tradicional Roscón de ReyesSin embargo, todavía es Navidad...para los cristianos

La Navidad es la celebración del Nacimiento de Jesús. Este hecho histórico se vive como una renovación cada año en la Iglesia católica, como algo que vuelve a suceder. Es decir, no se trata de un recuerdo. Junto al momento central de esta festividad, hay un tiempo en el calendario litúrgico que lo acompaña. 

El tiempo de Navidad: una fiesta de fiestas

La Navidad en la tradición cristiana comienza con el Tiempo de Adviento, las cuatro semanas de preparación al Nacimiento del Niño Jesús. Después, se contemplan otras festividades. Se trata del recuerdo de santos como Esteban, el primer mártir, el 26 de diciembre, o de San Juan, el díscipulo amado de Jesús, el 27.  

Otros puntos centrales del tiempo navideño son los Santos Inocentes, que fueron los niños asesinados en tiempo de Herodes por su temor al Nacimiento de Jesús y la Sagrada Familia. Los homenajes que completan este tiempo son la fiesta de Santa María Madre de Dios, el dogma de dogmas de la Virgen María y la Epifanía, la manifestación de Jesús a los Magos de Oriente. No obstante, aun faltaría una, la razón por la que se sigue celebrando la Navidad

De hecho, la Navidad se sigue celebrando hoy hasta el próximo domingo 13 de enero. Esa fecha es en la que la Iglesia celebra el Bautismo de Jesús en el río Jordán. También, significa el comienzo de lo que se conoce como el "tiempo ordinario". Este tiempo son las alrededor de 34 semanas que están en el calendario cristiano entre el ciclo de Navidad y la Cuaresma, los momentos más significativos de la vida de Jesús. 

El tiempo ordinario se divide en dos partes. La primera, es la que vamos a comenzar tras el Bautismo del Señor y que va a durar hasta el comienzo de la Cuaresma. La segunda se prolonga desde la fiesta de Pentecostés hasta el comienzo del Adviento

Puedes alargar "el relato" la Navidad un poco más...como en El Vaticano

El relato de la Navidad se prolonga y la recogida de los adornos en El Vaticano se pospone hasta febrero. Concretamente, hasta el día 2 de febrero, en el que la Iglesia celebra dos fiestas: la Presentación del Señor en el templo y la Virgen de La Candelaria.

El motivo de esta tradición de alargar la presencia de los motivos navideños se encuentra en el pontificado del hoy San Juan Pablo II. Un 6 de enero de 1997 decidió elevar a consideración mundial la celebración mariana, que coincide con este momento de la vida de Jesús. Por lo tanto, es también una oportunidad de vivir la infancia de Jesús hasta el momento de su Presentación, con el que se incorpora al pueblo judío. 

Lo más