• DIRECTO

    Tiempo de Juego

    Con Paco González, Manolo Lama y Pepe Domingo Castaño

Boletín

Los padres de Vincent Lambert estallan: "Le han impuesto la muerte"

Viviane y Pierre Lambert han anunciado que no aceptan la decisión tomada por los tribunales, pero que no presentarán más recursos judiciales

Viviane Lambert muestra un dibujo a su hijo Vincent, en la cama del hospital de Reims, Francia

Viviane Lambert muestra un dibujo a su hijo Vincent, en la cama del hospital de Reims, Francia  

Redacción religión | Agencia EFE

Tiempo de lectura: 1'Actualizado 12:28

Viviane y Pierre Lambert son una madre y un padre que ya no pueden hacer más: su hijo lleva seis días sin comer ni beber. Los padres de Vincent Lambert, el enfermero francés de 42 años en estado de conciencia mínima, han anunciado que no van a presentar más recursos ante los tribunales para pelear por que su hijo siga vivo. Desde el pasado 2 de julio, se le ha retirado el tratamiento de hidratación y alimentación que lo mantenía con vida en el hospital de Reims. En un comunicado, los progenitores han denunciado que la muerte de su hijo ha sido una "imposición", tanto para él, como para ellos. 

"Su muerte es inevitable. Le ha sido impuesta tanto a él como a nosotros. Aunque no la aceptamos, solo podemos resignarnos", indicaron Viviane y Pierre Lambert en un comunicado. Los padres presentaron en los últimos días dos procedimientos de urgencia para intentar reanudarlo, pero ambos fueron rechazados.

"No podemos hacer más que rezar y acompañar a nuestro querido Vincent con dignidad y recogimiento", indicaron los padres en su nota, publicada en la página web de un comité de apoyo a su hijo que ya ha recogido más de 139.000 firmas.

Lambert no dejó por escrito su testamento vital y su situación, que mantiene enfrentada a su propia familia, se ha convertido en Francia en un símbolo en el debate sobre la eutanasia en Francia.

Sufrió un accidente de tráfico en 2008 que le dejó postrado en una cama y totalmente dependiente. En 2011, los médicos descartaron toda posibilidad de mejora, y en 2014 su estado fue calificado de vegetativo.

Los padres, católicos, pidieron que se respete su intimidad. Sus abogados se pronunciarán este lunes en una concentración organizada en París.  

Lo más