'GRACIAS...'

El "Feliz Navidad" que pasa por la calle

Jesús nació en un pesebre, "sin techo”. En España hay 40.000 personas sin hogar a las que el Papa Francisco nos anima a mirar. Navidad es un buen momento. 

Marisa Salazar

Marisa Salazar

 Responsable Gabinete de Presidencia de Cáritas Española

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 10:39

Les animo a acercarse a esas personas que nos miran, día a día, desde su atalaya de la calle...

 "Les animo a acercarse a esas personas que nos miran, día a día, desde su atalaya de la calle..." 

Al inicio de este mes de diciembre que nos recuerda de una manera especial el nacimiento de nuestra felicidad, con inmensa gratitud a María de Nazaret, pionera en el servicio a los más pobres, modelo de generosidad, compromiso, espiritualidad y confiada, por encima de todo en Dios, vuelvo a presentarme delante de ustedes.

Al abrigo de la Navidad, preparándose en nuestros corazones y con las mil sensaciones que provoca en nosotros, el mes de noviembre se despide para mí , hablando, compartiendo, viendo, escuchando, ojalá…,a todas personas que encontramos en nuestra vida cotidiana y que están tan cerca que no vemos…., en la calle, "las personas sin hogar”.

Todas esas personas que tienen el cielo por techo, su vida entera en una maleta o en unas cuantas bolsas, casi siempre sonrientes y a veces, con una mirada perdida en el recuerdo de aquella vida que también tuvieron y que era “normal”.

No sé si ustedes saben que en España hay 40.000 personas sin hogar... A algunos nos gustaría que las medidas políticas y los que las piensan y ejecutan ayudaran a que estuvieran cuidados como se merecen, ni más ni menos, como personas que son, con su dignidad, sus derechos y sus deberes.

Jesús nació en un pesebre, "sin techo”, ….

Como en casi todo en la vida , nada cambiará, si no cambiamos nosotros…, si no les miramos de otra forma o simplemente les miramos….

Créanme, tienen mucho que contar, tenemos mucho que aprender juntos, que vivir juntos… Algunos tenían una vida normalizada, como la nuestra, hace poco tiempo y las circunstancias "se tejieron” ,como lo hace la vida, en la dirección no correcta , otros empezaron su vida así ,con las circunstancias adversas ….

Jesús nació en un pesebre, "sin techo”, ….

El Papa Francisco nos habla constantemente de la obligación que, como cristianos, tenemos con los que tienen menos, pero con los que compartimos la realidad cotidiana de nuestras calles, de acogerles, protegerles, promoverles e integrales.

Jesús tomó parte en su Resurrección por los pobres, se hizo presente en ellos y, en su acción liberadora, apareció entre los pobres.

El Papa Francisco nos anima a aprender de los más pobres, de los que nadie quiere

Cuando nos reencontremos, el próximo mes, habrá pasado este maravilloso misterio de la Navidad y del nacimiento de un Jesús que nos libera, pobre entre los pobres….,

Deseo que para todos sean unas navidades llenas de ilusión, sueños cumplidos y fuerza para reinventar el futuro y reinventarnos.

En esa fuerza les animo a acercarse a esas personas que nos miran, día a día, desde su atalaya de la calle , de nuestras calles, sin saber cómo será mañana.

A mí me han hecho más humilde, más valiente, más libre, han fortalecido mi esperanza, he aprendido de su generosidad y a compartir casi todo, a no desesperar ante la soledad….A creer por encima de todo.

Mírenlos, cuando paseen esta Navidad por las calles de Madrid o de toda España, miren a esas personas que nos acompañan en nuestras calles, que duermen en ellas, que están cansados pero no vencidos y si pueden cambien, por favor, su perspectiva.

Si cambiamos nosotros cambia todo.

Les deseo, de nuevo, una muy feliz y preciosa Navidad y si me lo permiten , una vez más, un recuerdo especial a “ellos”.

Va por ellos ,por las muchas personas sin hogar de nuestro mundo , por los que en cualquier país del mundo han llegado a no tener nada y su propia historia les ha llevado a calle….

Va por ellos y por mis compañeros, que les acompañan en la aventura de conseguir de nuevo un hogar, que les confían la vida y la tejen juntos ,que me enseñaron que siempre puedo aprender de ellos, que me enseñaron a ser humilde para reconocer que puedo construir el destino de mi vida con ellos, los que me enseñaron que hay que dedicarles tiempo, el que ellos necesitan, para, juntos, sanar el alma, el cuerpo, el entorno, a nosotros mismos….

Va por ellos ,amigos, y por alguien de mi familia muy cercano que me enseñó desde su atalaya, también un tiempo en la calle ,que lo que siempre perdura en el recuerdo de los que nos conocen es la grandeza de alma y de corazón. Va por ti, Nano.

Feliz Navidad, para siempre.

Lo más

En directo2

Tiempo de Juego

WOLVES - ESPANYOL

Escuchar