Crear vínculos fuertes y sólidos que nos cambien la vida

Hacen falta Personas capaces de mirar el lado bueno de las cosas y contribuir desde el lado sano

ctv-yfz-foessa
Marisa Salazar

 Responsable Gabinete de Presidencia de Cáritas Española

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 12:22

Queridos amigos, hace tiempo que no nos encontramos…. Espero que estén pensando en disfrutar de unas merecidas y reparadoras vacaciones todos aquellos que puedan ,que disfruten con sus familias y de la gran oportunidad de hacerlo.

Quiero compartir con vds, un informe que ha presentado hace unos pocos días la Fundación Foessa sobre Desarrollo social y exclusión en España. Nos habla de la realidad que es …para muchas personas en nuestro país, con rostro, vida, esperanza , familia e ilusiones.

La realidad que nos muestra este VIII Informe FOESSA es sumamente expresiva de nuestra situación. Estamos construyendo una sociedad desligada y desigual. Una sociedad con vínculos fragilizados en un entorno de crecimiento de las desigualdades. Llama la atención el proceso de fragmentación social que está teniendo lugar a costa del debilitamiento de los derechos sociales.

Estas conclusiones, ojalan nos ayuden a reflexionar sobre una propuesta para renovar nuestra forma de vivir, de moldear nuestra vida, el tipo de decisiones que tomamos a nivel político, social y económico, la forma de consumir y de emplear el dinero, cómo nos relacionamos con los demás, nuestras actitudes en el trabajo y en las actividades que realizamos o la forma en que empleamos el tiempo”..

Me pregunto amigos nosotros que tenemos la suerte de vivir con todas las comodidades ¿qué seremos capaces de hacer , de movernos, de cambiar, de innovar, de seguir “metiendo caña” para romper esta sociedad, que parece que no genera vínculos para hacernos más felices, para hacernos eco de “la revolución de la ternura” que nos llama el Papa Francisco. Y…. lo hace porque la ternura obra milagros, transforma a los desencantados, derrite a los inflexibles, interpela a los que dicen que nada cambiará, hostiga a los neutros y aleja a los agoreros. Basta una sola persona que no tenga miedo a comportarse con ternura para desbancar moles de indiferencia.

La Iglesia estaba necesitada de una revolución y Francisco optó por el combate cuerpo a cuerpo, corazón a corazón, utilizando el arma de los gestos.

La ternura no se mide en porcentajes, estadísticas ni cifras, pero su huella tiene siempre un rostro.

Amigos míos pienso que ojalá fuéramos capaces de revolucionar nuestra ternura en nuestro entorno, sin grandes alardes, pero con mucha decisión.

Crear vínculos, fuertes, sólidos, que nos cambien la vida, las ganas, que nos transformen en confiados en Dios y en que podamos ser mejores, podamos ayudar más, pensar más en los que nos rodean.

Ser más valientes por los que más sufren, porque hay muchas personas que esperan mucho de nosotros de nuestra capacidad de dialogo, de humildad, de ponernos en el lugar del otro sea el que sea, y ejercer con él la ternura de la que nos habla el Papa que no es otra cosa que aceptarle, escucharle ,atenderle e incluso pensar que, a lo mejor, en algún aspecto tiene razón y hay mucho de cada persona de lo que podemos aprender .

Ojala seamos capaces de aportar nuestra persona, nuestro trabajo y nuestras decisiones para conseguir una sociedad “más vinculada” y demos permanente testimonio del Evangelio que siempre opta, por encima de todo, por los que menos tienen.

Comentaba hace unos días en una tercera de ABC el rector de la Universidad de Comillas, Julio Rodriguez, al que muchos conocéis, estableciendo una relación entre lo acaecido hace ahora 500 años con la gesta de unos marineros guipuzcoanos capitaneados por F de Magallanes, y Juan Sebastián El Cano , buscando ese paralelismo que vivimos inmersos, también, ahora como entonces en “ océanos de incertidumbres” aunque por muy distintos motivos que hoy como ayer y como hace 500años necesitamos personas sólidas, hombres y mujeres con vínculos fuertes y con pertenencias claras , pero no rígidas. Personas capaces de mirar el lado bueno de las cosas y contribuir desde el lado sano, de buscar la profundidad , no conformistas con eslóganes o modas , personas con una mirada universal y fraterna. Personas como Magallanes y El Cano que contra viento y marea y con valor y valores superen la huella antropológica del miedo a adentrarse en los océanos , apostando decididamente por la dignidad humana.

Muchas gracias por todo amigos, buen verano y seguimos en camino.

En directo

Fin de Semana

Con Cristina López Schlichting

Reproducir

Fin de Semana

Con Cristina López Schlichting

Escuchar