Este es el primer mensaje de Asia Bibi a los cristianos tras su salida de Pakistán

La cristiana que fue condenada a muerte en Pakistán, Asia Bibi ha publicado un vídeo en el que quiere mandar un mensaje a todos los cristianos del mundo

Este es el primer mensaje de Asia Bibi a los cristianos tras su salida de Pakistán

 

José Luis Restán
Twitter

Director Editorial COPE

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 13:45

La cristiana pakistaní que estuvo condenada a muerte Asia Bibi ha enviado su primer mensaje al mundo. Lo hace desde Canadá meses después de que recobrara su libertad tras ser absuelta del delito de blasfemia y conseguir salir del país.

En El Espejo siempre hemos estado muy pendientes de la historia de Asia Bibi, madre de familia pakistaní, católica, que fue condenada a muerte en aplicación de la ley de la blasfemia. Tras pasar diez años en el corredor de la muerte, el Tribunal Supremo decretó su inocencia y finalmente ha podido salir de su país y refugiarse en Canadá. Sin embargo debe mantener las medidas de protección ya que sigue amenazada por fanáticos islamistas.

Nunca dejé que mi fe se debilitara

El pasado 8 de septiembre Asia Bibi ha difundido un vídeo en Youtube con un mensaje para el mundo, el primero que puede hacer público desde que recobró la libertad. En dicho vídeo se escucha su voz mientras la cámara enfoca un suelo de grava, pero no se contempla su rostro. En el mensaje manifiesta su fe en Jesús y declara ante el mundo que no hizo nada malo para merecer lo que sufrió durante diez años. “Fui una prisionera condenada a muerte; me acusaron de blasfemia, pero se me dio la libertad a través de Jesús y nunca dejé que mi fe se debilitara”, afirma.

Asia recuerda que son muchos quienes han sido acusados de blasfemia en diversos países musulmanes, y esperan su ejecución. Se dirige a ellos para que mantengan la esperanza y pide al mundo que no los olvide y que escuche su sufrimiento.

Desde la experiencia de su fe esta mujer sencilla pide a todos en su mensaje que no se alejen de aquello en lo que creen, que se mantengan fieles a su fe incluso si tienen que afrontar la espada, incluso si tienen que sacrificarlo todo.

Lo más