Los objetores de conciencia sanitarios se sienten señalados y vetados: "No respetan las libertades"

Las asociaciones critican que se obligue a los profesionales sanitarios que se nieguen a realizar prácticas médicas como el aborto o la eutanasia a estar registrados en una lista

Tiempo de lectura: 2’

Este miécoles, 15 de mayo, es el Día Internacional de la Objeción de Conciencia,a la que pueden recurrir los profesionales sanitarios para negarse a realizar determinadas prácticas médicas. El artículo 16 de la Constitución Española reconocer ese derecho, insertada en el derecho fundamental a la libertad ideológica.

No obstante, entre los médicos o enfermeros existe la preocupación por la lista de objetores de conciencia en la que se niegan a realizar prácticas como el aborto, la eutanasia o el suicidio asistido. Muchos de ellos denuncian que este registro sirve como señalamiento: “Son listas para señalar a la gente porque. Si lo que necesitan las administraciones son personas que les ayuden a cumplir este derecho a morir, pues que creen un registro de quien quiere ayudarles a cumplir con esa ley”, ha reclamado una enfermera.

"Hay una corriente que apoya la cultura de la muerte"

Desde hace más de veinte años, la Asociación para la Defensa del Derecho a la Objeción de Conciencia del Personal Biosanitario acompaña y asesora jurídicamente a aquellos profesionales que se han visto presionados para llevar a cabo prácticas médicas que son contrarias a sus creencias.

“Nosotros estamos amparados por el artículo 16 de la Constitución. Nosotros ganamos una sentencia en el Tribunal Constitucional en 2015 en el que se reconoce la objeción de conciencia de un farmacéutico a no vender la pildora poscoital”, ha recordado la presidenta de la asociación, Eva Martín en 'Ecclesia al día'.

En este sentido, ha lamentado que en la sociedad actual hay una corriente que apoya la “cultura de la muerte”, en la que “no quieren respetar las libertades y la libertad de conciencia que va en la condición de la persona. La libertad de conciencia no me las da las leyes, eso va conmigo”, ha argumentado.

Eva Martín alerta que los objetores de conciencia son señalados y vetados

La presidenta de la Asociación para la Defensa del Derecho a la Objeción de Conciencia ha lamentado que está aumentando el abanico de posibilidades en la que el profesional sanitario o farmacéutico se siente en una situación contraria a su vocación de salvar vidas, ya que al aborto o la eutanasia se suman el cambio de género.

“Respecto a la eutanasia, hay un arsenal de fármacos en la que es dificil que una persona muera de dolor. Podemos sedar, cuidar, que es parte de nuestra vocación. Si una persona se siente cuidada y querida ve las cosa de otra manera”, ha recalcado Eva Martín.

Cuestionada por el miedo entre los sanitarios por dónde van a parar la lista de objetores de conciencia, Eva Martín ha apuntado que el lugar donde se dan todas las garantías al apuntarse es en el colegio de profesionales: “Nos señalan, y muchos profesionales en su trabajo son vetados a muchos puestos por ser objetores de conciencia. No es necesario apuntarse en ningun sitio, que se apunten los que quieran realizar estos actos (aborto o eutanasia, entre otras prácticas), que tendría más sentido común”, ha insistido.

Religión