Los jesuitas europeos piden a la UE poner fin a la detención de migrantes y ampliar las vías seguras

El Servicio Jesuita a Refugiados de Europa ha lanzado una campaña con motivo de las elecciones europeas en la que ponen el foco en un "sistema de acogida de migrantes fallido"

Tiempo de lectura: 2’

"Estimado Parlamento Europeo, hace poco descubrí que vivo junto a un Centro de Internamiento de Extranjeros. Siempre había pensado que era una cárcel que había cometido algún delito, pero ahora sé que la gente que está allí dentro nunca ha hecho nada malo. Simplemente no tienen papeles en regla para vivir en el país”.

Así comienza el vídeo de la campaña 'Querido Parlamento Europeo' impulsada por el Servicio Jesuita a Refugiados de Europa, en el que denuncia el trato que reciben las personas migrantes al pisar suelo europeo, por lo que pide a los ciudadanos con derecho a voto en las elecciones al Parlamento Europeo del próximo 9 de junio apoyar opciones que promuevan la solidaridad, hospitalidad, poner fin a la detención de los migantes o ampliar las vías seguras y legales.

La campaña pone el foco en un sistema de acogida de migrantes fallido tanto hacia los solicitantes de asilo como a los estados miembro que hacen recaer la responsabilidad de los flujos migratorios a los países fronterizos de la Unión Europea.


El Servicio Jesuita a Refugiados denuncia a su vez que la detención de niños que llegan a Europa es “perjudicial e ineficaz”, por lo que reclama al próximo Parlamento Europeo “cuestionar enérgicamente el uso de una medida tan extrema y pedir la aplicación de alternativas a la detención”, se puede leer en el comunicado.

A su vez, alertan que los estados miembro tratan de externalizar su responsabilidad de proteger a los refugiados firmando acuerdos con países que no pertenecen a la UE, que aceptan readmitir a los solicitantes de asilo: “Muchos de estos países violan los derechos humanos y representan un riesgo para las personas que son devueltas”.

Ante esta preocupante tendencia, la campaña jesuita pide a la UE que actúe como vigilante y examine de forma crítica este tipo de acuerdos.

Por último, la campaña subraya la falta de vías legales y seguras para alcanzar la protección en Europa: “Los procedimientos y criterios para obtener los visados existentes no se adaptan a la situación de las personas que huyen de conflictos o de la persecución, por lo que pedimos al próximo Parlamento que se pronuncie sobre la necesidad de ampliar el acceso seguro y legal a la protección e invertir en sistemas de acogida sólidos”.

La campaña, apunta el Servicio Jesuita a Refugiados, espera movilizar especialmente a los jóvenes votantes, “no sólo concienciándolos sobre estas cuestiones de una manera atractiva y fácil de entender, sino también destacando que hay muchas oportunidades para los jóvenes”, subrayan en la nota de prensa.

Religión