El motivo por el que los sacerdotes no pueden contraer matrimonio

En 'Siempre aprendiendo', el periodista Josetxo Vera explica el origen y el significado del 'celibato sacerdotal'

Audio

 

Josetxo Vera
Twitter Josetxo Vera

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 20:41

Al hilo de un libro que se va a publicar, ha estado de moda el hablar del 'celibato sacerdotal', que cada cierto tiempo sale a la palestra para decidir si tienen que ser célibes los sacerdotes o no hace falta para la vida sacerdotal. En el podcast del periodista y sacerdote Josetxo Vera, 'Siempre aprendiendo', se analiza qué implica el celibato en el ejercicio sacerdotal.

¿Qué es el celibato?

Es una norma que experimentan los sacerdotes de la Iglesia Católica de rito latino, por la que se comprometen a vivir sin casarse ni hacer uso de la facultad de procrear. Es un compromiso que adoptan los sacerdotes para estar más libre en el ejercicio de su función. Pero hay matices.

El primero es que se trata de una disciplina que impuso la Iglesia en un momento dado. No es por tanto un dogma. A las personas que aspiran al Ministerio Sacerdotal en su proceso de formación se discierne si tienen ese don del celibato y si lo pueden vivir.

Afecta solo al rito latino de la Iglesia Católica, que abarca a 1.100 millones de personas. En otros ritos, hay sacerdotes que están casados pese a cumplir la misma misión que el latino. Por su parte los diáconos, que es el primer paso en la vida sacerdotal, y da paso posteriomente al presbiterado, que son los sacerdotes de las parroquias, y algunos de ellos pasan finalmente al episcopado. Pero hay algunos que son diáconos permanentes, es decir, no se ordenan nunca sacerdotes, y se pueden escoger entre personas casadas. Algunas diócesis, como Barcelona, hay muchos diáconos permanentes que ayudan en las parroquias o al obispado.

¿Cuál es el origen histórico de vivir en el celibato?

Muy pronto se vio la conveniencia del celibato. La primera vez fue en el Concilio de Elvira, a comienzos del siglo IV en la ciudad de Granada. Aquel Concilio puso como norma en el Canon 33 prohibir a los obispos, presbíteros y diáconos que se abstengan de sus cónyuges y  engendren hijos, o de lo contrario serían expulsados del honor de la clerecía. Así pues, los varones casados que eran ordenados adquirían, con el permiso de su mujer, el compromiso de no mantener relaciones sexuales. Poco a poco se fueron incorporando a la Iglesia sacerdotes que no estaban casados, como San Juan Evangelista.

Ya en el siglo XII, hubo otros dos concilios, de Letrán, que hacían referencia a esta cuestión: uno en 1.123, que prohibía a los presbíteros, diáconos y subdiáconos la compañía de concubinas y esposas. Y en el segundo Concilio se decía que el matrimonio de clérigos no eran solo ilícitos, sino también inválidos. Muchos piensan que el celibato en la Iglesia data del siglo XII, pero ya hemos visto que es anterior.

¿Qué significado tiene? 

Tiene un sentido 'cristológico', ya que en el fondo es la virginidad que Jesús mismo vivió en esa armonía con esa labor de mediación entre el Cielo y la Tierra. Esa labor de mediación es la que realizan también los sacerdotes, una dedicación total al servicio de Dios y del hombre.

También tiene un significado 'escatológico', es decir, hacer visible que hay un mundo nuevo, un más allá. Que el sacerdote haga visible un compromiso de eternidad, una aspiración de una vida eterna, la cercanía del Reino de los Cielos.

También hay un sentido pastoral. La virginidad manifiesta el amor de Cristo a su Iglesia. El sacerdote se casa con la Iglesia, lo vive con amor exclusivo, y goza así de una amplia libertad espiritual.

Lo más

En directo

Herrera en COPE

Con Carlos Herrera y Jon Uriarte

Reproducir

Herrera en COPE

Con Carlos Herrera y Jon Uriarte

Escuchar