El error que cometes al hacer palomitas en el microondas y en el que casi todo el mundo cae

Sin duda, las palomitas de maíz han ido adquiriendo protagonismo en las últimas décadas, pero los errores en su cocinado persisten 

Vídeo

 

Cope.es

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 29 feb 2020

¡Qué difícil es todo en la vida! Incluso lo más básico como es hacer palomitas. Sin duda, las palomitas de maíz han ido adquiriendo protagonismo en las últimas décadas, y no solo en las salas de los cines, sino también en la despensa de nuestra cocina.

ctv-bfe-palomitas-2

 

La escena es muy recurrente. Compartir manta y película con tu pareja en una fría tarde de invierno acompañada de un gran bol con estos granos aceitosos. Sin embargo, hacer palomitas tiene su ciencia. No todo consiste en meterlas en el microondas. Hay algo más detrás de todo ello.

Los ingredientes empleados condicionan las palomitas

Como hemos comentado, las palomitas están compuestas de granos y aceite que con un pequeño paso por el microondas es suficiente para su degustación. ¿Qué puede salir mal?

Para empezar, esto último, introducirlas en el microondas. Y es que las clásicas palomitas en bolsa que únicamente requieren calentarlas, son poco saludables. El motivo es el elevado porcentaje de sal que contienen, lo que lo hace poco recomendable para aquellos consumidores con la tensión alta. Por no hablar de los edulcorantes empleados para potenciar el sabor o el tipo de aceite usado, como supondrás, nada tiene que ver con el aceite de oliva virgen extra que siempre aconsejan los médicos.

ctv-kl3-palomitas

 

Algunas bolsas, además, incluyen un aditivo llamado diacelito, que le da un sabor a mantequilla a las palomitas, y que es realmente perjudicial para la salud, pudiendo ocasionar incluso, según estudios estadounidenses, patologías pulmonares entre los trabajadores de las fábricas donde elaboran las palomitas. Sin embargo, no ha quedado demostrado que esta enfermedad sea extensible a quienes consumen este aditivo.

Medir la cantidad de aceite, esencial 

Si te lanzas a cocinar las palomitas, mucho ojo a las cantidades de aceite que empleas. Si se nos va la mano, se corre el riesgo de que las palomitas sean recubiertas de grasa. Por ello, es necesario vigilar el momento en el que el aceite comienza a expandir humo, ya que a partir de ese momento, las palomitas empiezan a perder sus propiedades. Además, el quemado puede originar sustancias cancerígenas.

El horno, la opción más saludable

Asi las cosas, son pocas las personas que recurren al horno para la elaboración de sus palomitas. Es un método mucho más sano y rico que el microondas o las ollas repletas de aceite. Para ello, colocamos las palomitas de maíz en una bandeja y calentarlas a una temperatura inferior a los 200 grados.

ctv-zei-horno

 

El síntoma manifiesto de que las palomitas están listas para consumirse es cuando comienzan a explotar. A partir de ese momento las sacas del horno y... ¡a disfrutarlas!

También te puede interesar 

El terrible error que cometes con el aceite de oliva y que puede arruinar tu dieta

El secreto que esconden las pizzas de supermercado que puede arruinar tu cena

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

Lo más

En directo

Directo Poniendo las Calles

Poniendo las Calles

Con "El Pulpo"

Escuchar