COPE

"Algunos reciben amenazas de muerte": las razones por las que cada vez más influencers abandonan las redes

La influencer Amanda Chic explica a COPE las razones que han llevado a muchos influencer a poner tierra de por medio durante un tiempo con sus redes sociales

Amanda Chic
María Bandera
@Mgbandera

Redactora jefe y directora de COPE Cool

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 10:23

"Me voy, me siento perdida, por mí y por mi salud mental necesito parar", señalaba Dulceida, una de las influencer con más seguidores en redes sociales -casi 3 millones en Instagram-, el pasado mes de agosto. "Hoy hago un parón, hoy me voy. Necesito reconstruirme, necesito abrazarme y cuidarme para volver. Me siento perdida y necesito encontrar el camino para recuperar mi alegría (...) nunca pensé que podría llegar a sentirme como me siento hoy, pero yo misma me estoy haciendo daño y no puedo más", compartía con sus 'followers'.



El abandono de las redes de Dulceida no ha sido único. Laura Escanes también dejaba temporalmente sus 'feed' diarios, según aseguraba tras un "año complicado". "Cada X tiempo voy a tomarme mínimo una semana de desconexión total de las redes como he hecho estos 10 días. Desde hace más de 6 años que no lo hacía, y me ha sentado muy bien", señalaba.


A esta desbandada se unía también Marta Pombo que hace meses colgaba el cartel de “cerrado por descanso”. “Necesito tomarme unas vacaciones de redes sociales, dedicarme tiempo a mi y dar el 100% a la gente que quiero. Esto no es un adiós, es un ‘en unos días nos volveremos a ver", alegaba la influencer.


Sus casos han sido algunos de los más sonados, pero le acompañan otros como el de Sophie Tatar, José Antonio Avilés, Miroslava Duma o Millie Bobby Brown.

Se están perdiendo valores como el amor o la empatía

Y es que cada vez más influencers deciden priorizar su salud mental y poner tierra de por medio durante un tiempo con sus redes sociales. "A veces tenemos que hacer un parón sano para estar con nosotros mismos y reencontrarnos", explica a COPE, Mónica Villar, conocida en redes como Amanda Chic, una de los influencers con más seguidores en España. "Estamos posteando continuamente, los móviles han pasado a ser una extensión de nuestra mano y nos pasamos muchas horas conectados. Esa hiperconexión hace que tengamos momentos de estrés y ansiedad ¿Imagínate vivir conectada a un teléfono todos los días del año? Es nuestro trabajo y nos sentimos agradecidos por ello, pero todo tiene sus pros y sus contras".

Algunos perfiles reciben continuamente críticas, juicios e incluso amenazas de muerte; es el ciberbullying

CIBERBULLYING

A esto hay que sumarle el ciberbullying", recuerda la creadora de contenido de moda, de viajes, belleza y estilo de vida."Algunos perfiles tienen muchos 'haters' (odiadores) y reciben continuamente críticas, juicios e incluso amenazas de muerte".

Por eso, "hay días que necesitamos hacer un detox de tecnología y reconectarnos con la naturaleza", advierte la influecer.

Aunque ahora no sea el caso, Amanda Chic, que cuenta más de 300 mil seguidores en Instagram, reconoce que en su adolescencia sufrió acoso con lo que puede ponerse "en la piel de otros compañeros de profesión", de hecho es uno de los temas que trata en el libro que acaba de publicar 'La pequeña historia para amar(te)' . "Cuando te expones, todo el mundo te etiqueta, sobretodo la gente que no te conoce. A tráves de mi libro algunas personas han podido conocerme mejor y saber que vengo de origenes humildes y ver todo lo que he podido superar en mi vida como un transtorno alimenticio que me llevaba a la autodestrucción total. Es inevitable que haya juicios de valor, que piensen que somos perfectos, pero somos humanos".

Hay días que necesitamos hacer un detox de tecnología

En su opinión "el mundo sabe el precio de todo pero el valor de casi nada. Se están perdiendo valores como el amor, la empatía, deberíamos de ser amor, esa es nuestra verdadera esencia. Es un momento de vivir en paz y armonía ahora más que nunca, no somos competencia, somos aliados".

¿FIN DE LA ERA 2.0?

Hay quienes hablan del fin de la era 2.0, de la búsqueda de una desconexión total de las redes, aunque para Villar parece algo más bien transitorio. "La pandemia nos llevó a una hiperconexión y un sector decidió desconectarse un poco, pero las redes seguirán ahí, porque bien utilizadas nos ayudan a encontrar información, a estar conectados, a ayudar a muchas personas a través de solidaridad, a salvar vidas o a encontrar el amor. He conocido muchas parejas que se han unido gracias a Instagram, quedémonos con lo bueno".

En este sentido no cree que los jóvenes estén pasando cada vez más de las redes "están más conectados que nunca, veáse TikTok, personas se juntan para realizar coreografías y dar rienda suelta a su creatividad. Esto es como todo, bien utilizado trae muchas cosas positivas", ha insistido.

ctv-pnh-17052021- q4a1071

OLGA VALLEJO






Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo