COPE

Los dos cuidados necesarios para proteger tu piel del frío... y de la mascarilla

Este año las agresiones a nuestra piel se multiplican, por eso debemos extremar su cuidado

Audio

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 08:01

Con diciembre ha llegado el frío que afecta mucho a la piel. Este año más todavía porque nos ha 'pillado' más desprotegidos. Nuestra piel está en unas condiciones muy desfavorables por las circunstancias que rodean la pandemia.

"Una serie de elementos extraños como la mascarilla, están haciendo que se genere un entorno más húmedo de lo habitual en la zona de la cara -explica a COPE Cool María Laura López Regina, farmacéutica y responsable de comunicación de Cetaphil. "También la situación de confinamiento y no saber qué va a pasar, lleva a una situación de estrés, nerviosismo y ansiedad que se refleja en la piel y hace que esté más delicada". Y así vemos que cada vez más personas tienen granitos o incluso acné y aumentan problemas como las rojeces y la sequedad".

El frío favorece la deshidratación de la piel

PIELES SENSIBLES

El frío afecta especialmente a las pieles sensibles, pero este año sensibles son, somos, todas. "El frío favorece la deshidratación de la piel", explica la experta. "Por un lado, ese frío que produce una vasoconstricción que hace que el tejido esté peor irrigado, se reseca más y, por otro, la calefaccion en los espacios cerrados favorecen todavía más la deshidratación. Al final, la piel que pierde esa capa protectora, el manto hidrolipídico, se irrita más, se descama y se pone más tirante".

¿AYUDA LA MASCARILLA FRENTE AL FRÍO?

Nos preguntamos si la mascarilla podría, en cierta medida, servirnos de protección para el frío. "En una situación, por ejemplo, en la que haya viento- responde Maria Laura- nos resguardaría de alguna forma, pero aún así, dentro de lo que es la mascarilla, estamos generando un micro entorno, por la propia respiración, que es húmedo y que también afecta a la piel. Incluso con el sol se ha comprobado que no protege de la radiación solar".

Es decir, "al final la mascarilla no nos va a proteger del invierno y no la deberíamos cambiar por unos guantes o por una bufanda".

LIMPIEZA E HIDRATACIÓN

En las circunstancias actuales pasamos más tiempo en interiores, menos expuestos quizá a cambios bruscos de temperatura, pero eso sí, con la calefacción encendida, suele haber un ambiente más seco en casa. Por ello, deberíamos seguir una rutina de cuidados, tanto si salimos a la calle como si estamos en casa, de higiene e hidratación. Es verdad que estamos expuestos, por ejemplo al frío, al viento o a la lluvia, pero lo estamos mucho mas a las pantallas de luz azul, ordenadores, móviles, porque estamos más pendientes de los aparatos y de la tecnología. Entonces siempre tendremos que utilizar una buena limpiadora que actúe profundamente y una crema hidratante, porque aunque no nos escame o no nos deshidrate la piel el frío, sí lo hará por el entorno seco que generan las calefacciones".

En definitiva, los pilares básicos del cuidado de la piel en invierno serían limpieza e hidratación. Limpieza, porque si salimos a la calle, la contaminación, el sudor de ir andando, el protector solar e incluso el mismo metabolismo de la piel, la "ensucia", y hace necesaria la limpieza. Después, necesitamos hidratarla, porque para que esté saludable, la piel tiene que tener alrededor de un 10% de humedad.

A partir de ahí, por supuesto, se pueden añadir otros pasos y alargar la rutina, pero como mínimo e indispensables empezar por esos dos cuidados.

Etiquetas

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo 2

Directo La Lupa Noticias

La Lupa Noticias

Con Ana Samboal y Raquel Caldas

Ver TRECE