COPE

A María no le dejaron volar por un "error" en su PCR y hora le han dado la razón. Esta guía te puede servir

No venía su fecha de nacimiento pero sí su número de DNI. Contamos su historia y consultamos a Iván Metola, experto en derecho aéreo

Audio

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 16:16

El siguiente titular no nos cogerá de sorpresa: las reclamaciones en los vuelos se han duplicado con respecto a 2019, incluso pese a una evidente bajada de pasajeros por el parón en el tráfico aéreo mundial.

Lo que hay detrás de este incremento es la pandemia que está provocando todo tipo de incidencias y una buena dosis de incertidumbre a la hora de viajar

En este momento reservar un vuelo para una fecha concreta es arriesgarse mucho. La situación sanitaria cambia casi a diario y con ella los requisitos para viajar a diferentes países. Lo que vale para hoy, puede que no valga para el próximo miércoles y hay que estar muy pendientes. Esto está provocando sorpresas muy desagradables a la hora de llegar a embarcar. Como quedarse en tierra. Luego, empieza toda una odisea a la hora de reclamar.

Es justo lo que le pasó a María Palacios el pasado mes de Septiembre. Trabaja como ingeniera en Londres y volvía a la capital británica después de pasar unos día de vacaciones en España. Sabía perfectamente los requisitos poara viajar al Reino Unido y se presento a las 8 de la mañana en el aeropuerto de Madrid barajas con el certificado de prueba PCR Negativa... Pasó todos los controles con normalidad hasta que llegó al mostrador de embarque. “Me dijeron que faltaba la fecha de nacimiento en el test”, nos ha contado María.

Ahí empezó la pesadilla. A la compañía en cuestión no le valía el DNI para acreditar su edad y se negó a permitir su embarque. María se quedó en tierra y desesperada. Pidió al laboratorio una copia actualizada del certificado de la PCR pero ya le llegó con el avión despegando. No tuvo otra alternativa que quedarse en tierra.

El hecho de perder ese vuelo supuso para ella faltar 4 días más a su puesto de trabajo. Así que, con toda la indignación del mundo, María se marchó a la comisaría del aeropuerto a poner una denuncia.

Esto ocurrió en septiembre. Ese momento coincidió con un incremento de nuevo de los casos de Coronavirus, se endurecieron las restricciones y con ello aumentaron las reclamaciones en los aeropuertos. La Agencia Española de Seguridad Aérea acabó mediando ante el aluvión de reclamaciones. 5 meses después a María le han comunicado que la compañía acepta la reclamación. Su certificado era suficiente para embarcar y el DNI justificaba plenamente su edad (es que es un documento oficial, el más oficial diría yo). Le compensarán con 250 euros.

María nos cuenta que, más que el dinero, lo que agradece “es el hecho de reconocer que tenía razón”. Ella perdió 4 días de trabajo, los billetes que había comprado para llegar al centro de Londres y algo difícil de cuantificar: el disgusto de quedarte en tierra. Ha estado estas navidades en casa, en Madrid y se ha vuelto una semana antes al Reino Unido precisamente por miedo a que se repita una situación parecida. No quiere volver a pasar por lo mismo, claro.

Y eso que María ha tenido suerte, porque lo habitual es que las compañías rechacen la mayoría de las reclamaciones que se presentan.En toda esta historia ha aparecido un nombre que es bueno recordar a la hora de tomar un avión en estas fechas y en estas circunstancias: AESA, la Agencia Española de Seguridad Aérea. Es un organismo público, dependiente del ministerio de transportes y su página web tenemos algunas orientaciones útiles a la hora de acudir al aeropuerto en esta época de pandemia.

De todas formas, lo mejor es tener muy clara la información para viajar a nuestro destino y estar muy pendientes de cualquier novedad. Ya vemos como algo tan simple como que aparezca la edad en un certificado puede dejarte en tierra a pesar de que tengan tu DNI para justificar tu edad. Luego te dan la razón, pero el disgusto te lo llevas.

Si nos encontramos en una situación parecida, ¿qué debemos hacer? Se lo hemos preguntado a Iván Metola, abogado experto en derecho aéreo. Nos da consejos bastante útiles a la hora de acudir al Aeropuerto. Por ejemplo, siempre que tengamos un problema a la hora de embarcar lo importante es documentar todo lo que está pasando. “Ahora lo tenemos fácil porque tenemos teléfonos con cámaras. Cuanta más información recopilemos, mejor. Ayudará en el juicio”, nos comenta el experto.

Y, lamentablemente, esta una situación que se ha repetido mucho. El motivo está en la multitud de normas distintas que hay para entrar en los países. Cada estado tiene las suyas. Sí que es verdad que están todas publicadas pero “es nuestro deber supervisar antes de viajar los documentos necesarios para poder embarcar”, asegura Iván Metola.

  • Left6:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

Por tanto, en caso de que nosotros hayamos obrado de la manera más diligente posible, que tengamos todos los papeles en regla y que, aún así no nos dejen embarcar. ¿A qué tenemos derecho? ¿Qué podemos reclamar? Lo primero es una indemnización que está estipulada en función del la distancia que fuéramos a volar, y va desde los 250 a los 600 euros. Pero hay más cosas, como los gastos ocasionados por no haberte dejado embarcar o el precio del transporte alternativo que tuviéramos que utilizar.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Fin de Semana

Con Cristina López Schlichting

Reproducir
Directo Fin de Semana

Fin de Semana

Con Cristina López Schlichting

Escuchar