Las redes sociales, entre las principales causas de la depresión en adolescentes

Estudios relacionan la falta de control que sufren algunos jóvenes. Son, sin duda, las aplicaciones que más utilizan.

Audio

 

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 14:35

La gran mayoría de los jóvenes considera las redes sociales como Facebook o Instagram como una necesidad. Son las aplicaciones a las que dedican la mayor parte del tiempo que pasan conectados a lo largo del día y una herramienta que, hoy en día, resulta imprescindible para mantener un contacto constante con amigos y familiares.

Como en todo, es recomendable hacer un uso moderado. En el termino medio debería de estar la virtud, pero las propias redes sociales parecen ser, en parte, las responsables del aumento de los casos de depresión entre los jóvenes. Un reciente estudio llevado a cabo por el hospital universitario Sainte-Justine de Montreal, en Cánada, ha revelado una conexión entre el tiempo que los jóvenes y adolescentes pasan en las redes sociales o viendo la televisión y el aumento de síntomas de depresión. El estudio, publicado en la prestigiosa revista JAMA Pedriatics, parece apuntar que los jóvenes que pasan más tiempo que la media interactuando en redes sociales muestran también una incidencia mayor de los síntomas de depresión.

Sin embargo, esta relación no se aprecia en otras actividades parecidas como los videojuegos. Por lo tanto, parece algo exclusivo de las redes sociales. En Mediodía COPE hablamos con Néstor Szerman, Jefe de Servicios de Salud Mental del Hospital Gregorio Marañón de Madrid y presidente de la Sociedad Española de Patología Dual. que ha explicado que “la conducta adictiva se acompaña siempre de otras manifestaciones o trastornos mentales”.

Cabe resaltar que estas adicciones suponen una “falta de control sobre una conducta. No es el tiempo que lo usa ni cómo lo use sino cómo impacta en su vida”, comentaba. Es decir, en el momento en el que afecta a la vida académica del adolescente o de forma indirecta a sus familiares o entorno más directo.

Szerman reconoce que las redes sociales son “una herramienta estupenda”, pero que es necesario estar atentos a un posible “problema de control”. Este es el momento en el que aparece la adicción. Para solucionar este tipo de alteraciones es necesario afrontar el problema desde una “perspectiva integral: biológica, psicológica y social.

Lo más