Gabriel, el hombre que ganó el pulso a la banca con el impuesto de las hipotecas

Once años después ha recuperado los 3.000 euros que desembolsó para pagar el impuesto hipotecario

 

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 15:57

Mucho se ha hablado estos días del impuesto de las hipotecas, sobre todo por los cambios de criterio tan repentinos a los que hemos asistido; el 16 de octubre, el Tribunal Supremo dictaba una sentencia que obligaba a pagar el impuesto relacionado con las hipotecas a los bancos y no a los clientes. Aquí comienza el debate, porque no se sabía si era con retroactividad o no. Pero poco después, el Alto Supremo se desdecía y entonces garantizaba que las cosas seguirían como siempre, es decir, el cliente pagaría el impuesto. Pero cuando creíamos que todo había terminado, el presidente del Gobierno Pedro Sánchez anunciaba que cambiarían la ley por Decreto para que finalmente fueran los bancos los que asumieran el impuesto.

Y eso es lo que ha pasado. Desde ayer son los bancos quienes hacen frente al tributo, pero sin retroactividad. Sólo los que se hipotequen a partir de ahora no pagarán el impuesto. Todos, menos Gabriel Clemente, que ha tenido suerte. Compró una casa  en Torremolinos hace once  años, una vivienda por la que pidió un préstamo afrontando los gastos de notaría, de gestoría… y el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados, el famoso impuesto de las hipotecas.

Once años después ha vuelto a recuperar esos más de 3.000 euros que desembolsó.  “En aquel momento se hablaba mucho de los abusos de las cláusulas suelo y quería saber si me afectaba. Consulté a los  abogados que me dijeron que yo no tenía pero que en mi hipoteca sí que existían otras cláusulas abusivas por las que podía reclamar. Entre ellas estaba el impuesto de Actos Jurídicos Documentados", explica Gabriel a 'Mediodía COPE'.

Gabriel Clemente considera que tuvo "suerte" y que es su caso todo fue rápido. “Ahora las cosas han cambiado, el Tribunal Supremo en lugar de basarse en su propio criterio, lo ha hecho en el criterio de los bancos, de lo contrario no se habría  celebrado el pleno porque ya habría una sentencia al respecto”.

En su opinión “las reclamaciones son un derecho que tenemos y los bancos abusan de que no seamos expertos hipotecarios, confiamos en que no nos vayan a engañar y omiten muchas cosas”, ha concluido.

Vamos al principio, compraste esa vivienda hace 11 años. ¿Y qué pasó en su momento? ¿Cuándo decides denunciar? ¿Por qué?

Y 11 años después te devuelven los más de 3.000 euros de gastos ¿Por qué? ¿Cómo has conseguido que te devuelvan ese dinero?

Y ahora, la entidad bancaria podría recurrir… ¿Qué crees que va a pasar? ¿Has recibido ya el dinero? ¿Tienes miedo de no recuperarlo?

Es empleado de seguridad.

Firmó una hipoteca a 30 años por 180.000 euros (hace 11 años)

En el préstamo, la entidad Unicaja, le impuso 3.584 euros en concepto de gastos.

Hace un año, acude a Arriaga Asociados para consultar si tenía cláusula suelo. No la tenía, pero le recomiendan denunciar por esos gastos (impuesto hipoteca incluido).

La resolución llegó en un momento crítico: impasse entre la primera sentencia del TS y la reunión del 5 de noviembre del pleno del TS donde dan marcha atrás.

La entidad tiene hasta la próxima semana para presentar recurso.

Lo más