Antonio Martín, en La Tarde: “Me enfadé mucho cuando Fernando y yo no pudimos participar juntos en Seúl 88"

El hermano de la leyenda del baloncesto español, también exjugador y actual presidente de la ACB, recuerda al eterno ’10’ en el 30 aniversario de su muerte

Audio

 

COPE.es

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 19:46

Rebelde, competidor, brillante, seductor, inconformista… Fernando Martín dejó una huella tan profunda en el baloncesto, el deporte y la sociedad de nuestro país que su muerte, hace justo 30 años, marcó a toda una generación. También a los componentes de ‘La Tarde’, que ha querido recordar de forma inmejorable al primer jugador español en la NBA con el testimonio de su hermano, Antonio.

“Era, fundamentalmente, cálido con las personas de su entorno. Y, por encima de todo, una persona normal”, valora el también exjugador del Real Madrid y de la selección española, hoy presidente de la ACB. Él define la brusquedad que parecía acompañar a Fernando en ocasiones como “esa coraza” que resulta ser “uno de los métodos de protección más normales en una persona de cierta trascendencia mediática”.

Antonio Martín también recuerda lo que sentía al compartir cancha con su hermano: “A veces, nos entendíamos mucho. Y, a veces, nos exigíamos, a lo mejor, más de la cuenta el uno al otro. Era un verdadero placer jugar con él”. Además, nos revela una anécdota con Fernando que, a día de hoy, todavía le marca. “Me enfadé muchísimo cuando no pudimos participar juntos en los Juegos Olímpicos de Seúl con la selección española. Porque decidieron desde aquí que un jugador que había participado en la NBA no podía jugar en los Juegos Olímpicos. Me produce cierta sorpresa recordar ese tipo de normas”, reconoce.

La plata olímpica que conquistó Fernando Martín en otros Juegos Olímpicos, los de Los Ángeles 1984, fue un hito muy especial para él, tal y como asevera su hermano Antonio: “Rompieron una dinámica adquirida en los últimos 30-40-50 años. Brillaron y plantaron cara, siendo ‘pequeñitos’, a selecciones más grandes, más potentes. El regalo fue poder jugar una final con jugadores de la talla de Michael Jordan. Fue muy maravilloso y especial”.

Nuestro compañero Manolo Lama, que cubrió las andanzas de los Martín y tuvo una gran amistad con Fernando, también ha querido compartir sus recuerdos sobre el mito en ‘La Tarde’. “Lo que conseguía en aquella época era como llegar a la Luna, algo desconocido. La NBA solamente llegaba a este país con cintas de pilotos de Iberia que venían de Estados Unidos y las traían a un pub del centro de Madrid. De repente, un tío nacido en Madrid llama a la puerta y dice ‘Yo quiero jugar”, ha rememorado.

Lo cambia todo para ser uno más en Estados Unidos. A mí me hizo feliz ver a un tío español, que le dieron dos minutos y dos segundos (en su debut en la NBA). Nos emocionábamos. Había puesto la bandera de España, del sacrificio y del esfuerzo, en Estados Unidos”, ha expresado Lama sobre el primer partido de un español en la mejor liga de baloncesto del mundo, que tuvo el privilegio de cubrir in situ como periodista el 31 de octubre de 1986.

Lo más