De Haro: "Sánchez está tirando de un recurso viejo que ya veremos si es eficaz: viene la derecha, viene Vox"

El presentador de 'La Tarde de COPE' analiza las últimas horas de campaña electoral

Fernando de Haro

Fernando de Haro

'La Tarde'

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 16:33

Audio

 

Sánchez nos contó ayer que el cansancio le había jugado una mala pasada y que, agotado, se confundió al creerse dueño de todos los poderes del Estado.

Pues a pesar de estar cansado, y de haber dado tantas entrevistas, hoy ha decidido echar el resto. Hoy tenemos tres entrevistas de Sánchez, una en un periódico, otra en una radio y otra en televisión. El candidato socialista hace doblete para cerrar campaña en Madrid y en Barcelona. Algo no debe ir bien en las encuestas del PSOE. Desde el lunes no tenemos encuestas, la del Periódico de Andorra le da al PSOE entre 115 y 120 diputados, lo mismo que la media de las encuestas al comienzo de la semana. Si ese fuera el resultado Sánchez se habría dado el gran bofetón. Por esto estas horas son decisivas para movilizar a los indecisos. Sánchez consiguió el resultado que consiguió en abril movilizando a un millón de votos de votantes de izquierda que son abstencionistas. Ahora lo tiene más difícil porque muchos de ellos pueden considerarlo responsable de la repetición electoral. Por eso, desde el martes, Sánchez está tirando de un recurso viejo, que ya veremos si es eficaz: viene la derecha, viene la ultraderecha, viene Vox. Esta mañana ha agitado el fantasma: que viene la derechita sin complejos.

En las últimas horas el PP ha cometido con Ciudadanos el error de apoyar en la Asamblea de Madrid una propuesta de Vox para ilegalizar a los partidos que defiendan el independentismo. Le ha dado munición a Sánchez. Este asunto está zanjado por el Tribunal Constitucional y la ley de partidos, la democracia española no es una democracia militanteno se pueden ilegalizar los partidos por sus ideas. El presidente en funciones ha anunciado que estudiará llevar al TC la iniciativa de la Asamblea de Madrid para ilegalizar partidos independentistas

En cualquier caso en el fin de campaña Sánchez se está mostrando muy nervioso. Se ha olvidado de las propuestas que hizo en el debate, una nueva asignatura de valores cívicos, el control de TV·. Sánchez ha endurecido su discurso contra el independentismo pero no ha aclarado si volverá a rechazar un gobierno en coalición con Unidas Podemos.

A Sánchez ya le hemos oído decir una cosa y la contraria. ¿Qué hará si tras forzar la repetición electoral se encuentra con el mismo o peor resultado que en abril? A lo peor intenta otra vez que todo el mundo le regale su permanencia en Moncloa sin pactar nada.

Lo más