COPE

Audio

El "escudo social" del Gobierno no funciona con los más vulnerables: "se sospecha que el pobre engaña"

Tiempo de lectura: 2Actualizado 17:15

El Gobierno aprobaba el pasado mes de marzo una serie de medidas bajo el denominado "escudo social" con el que preveía amortiguar el impacto de la crisis provocada primero por la pandemia y, ya este año, por la Guerra de Ucrania. Para ello anunció la movilización de 16.000 millones de euros, de los cuales 6.000 millones serían en concepto de ayudas directas y rebajas de impuestos, mientras que los restantes 10.000 millones se materializarán en créditos ICO.

Las medidas de ese "escudo social" deberían servir para proteger a los sectores más afectados. Un ejemplo, según los cálculos del Ejecutivo se beneficiarían 600.000 familias más con el bono social eléctrico, hasta llegar a los 1,9 millones de hogares. Además ayudas a los jóvenes para el alquiler, el Ingreso Mínimo Vital, el bono eléctrico...

Después de meses, en 'La Tarde' de COPE nos hacemos esta pregunta: ¿funciona el "escudo social"? La realidad es que no están llegando a todas las personas que necesitan de ayudas para poder sobrevivir. Una de las causas es, como dejaba sobre la mesa, el escritor y colaborador de 'La Tarde' Lorenzo Silva, la brecha digital, la falta de acceso de muchas de esas personas necesitadas de ayuda a la firma digital, a la informática, que exige mucha veces la administración para poder hacer todo el papeleo obligado para recibir esas ayudas. "Es un instrumento maravilloso, pero es una llave que no todo el mundo puede hacer girar", advierte Silva.

Por su parte, Raúl Flores, secretario técnico de la Fundación Foessa y coordinador del Equipo de Estudios de Cáritas España, explica que estas ayudas "llegan en ocasiones, en otras no, porque los requisitos que se exigen son difíciles y complejos de cumplir, por como decía Lorenzo la brecha digitial, porque muchas de las personas que necesitan las ayudas viven de alquiler y los propietarios de las viviendas no les dejan poner los recibos a su nombre, por lo tanto, no pueden solicitar ese bono social eléctrico. Además, el bono solo cubre una parte de los importes y como han ido creciendo el precio, desde Cáritas tenemos que ayudar cada vez más a que las familias puedan pagar el gas o la electricidad".

Otro ejemplo es el Ingreso Mínimo Vital que sigue sin llegar a todas las personas que lo necesitan pese a las modificaciones que se han hecho para llegar a más personas necesitadas, " no se han hecho las modificaciones suficientes y las necesarias. Es una medida que va en la línea adecuada no está llegando a las personas que lo necesitan por tres motivos: la brecha digital, la agilidad burocrática y la tercera, la falta de diseño adecuado. Se está dejando fuera a familias que se tienen que juntar en una casa porque no pueden pagar el alquiler de la otra casa. Cuando un hermano que se ha ido a vivir con otro hermano si quiere pedir el IMV no puede si ya se está beneficiando algún otro miembro de la familia", advierte Raúl Flores, secretario técnico de la Fundación Foessa y coordinador del Equipo de Estudios deCáritas España, "se junta otro elemento que es que hay sospecha que el pobre quiere engañar a la administración".

Eso es muy perjudicial para las personas sin recursos, "impide que puedan acceder a muchas ayudas. El bono llega a las clases medias bajas, antes que a las clases sin recursos, a los más vulnerables, los más necesitados".



Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Directo Poniendo las Calles

Poniendo las Calles

Con "El Pulpo"

Escuchar