Boletín

Se vende pueblo abandonado

El campo ha sido un tema muy comentado en las últimas semanas al que le acompañan palabras como despoblación o vacío y que hace un par de domingos se prese

Audio

 

COPE.ES

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 10:08

El campo ha sido un tema muy comentado en las últimas semanas al que le acompañan palabras como despoblación o vacío y que hace un par de domingos se presentaba en Madrid para pedir que la vida volviese al mundo rural.

Supongo que andando por la calle habrás visto carteles de “Se Vende” colgado de alguna ventana o garaje, quizás pegado en la luna de un coche pero… ¿Alguna vez habías visto toda una aldea en venta? En Burgos, se venden dos aldeas abandonadas. En la primera, 75 casas con sus terrenos anexos por el módico precio de 425.000€. La otra, 12 casas, 200 hectáreas y al borde del río Ebro por 850.000€.

Hasta hace muy poco, eran los extranjeros los que se interesaban por la compra de este tipo de propiedades pero cada día hay mas españoles que ponen la vista en estas aldeas, ocupando el 30% de las ventas. Elvira Fabián, pertenece a una inmobiliaria que busca que la vida vuelva al medio rural y cuenta que para comprar una aldea de Burgos, no basta con poner el dinero, al comprador también se le pide que exponga sus ideas y las actividades que quiere realizar en ese pueblo ya que, la intención de este proyecto es que la gente vuelva a los zonas rurales de las que emigraron cuando eran niños.

Zonas como Soria, Teruel o Asturias son las que están sufriendo más directamente la despoblación y sobre las que se están proyectando iniciativas, buscando actividades que atraigan a más población para evitar así el cierre de colegios y de centros sanitarios y que la gente mayor que no quiere emigrar a grandes ciudades pueda seguir viviendo en sus aldeas.

Y es precisamente en esas aldeas, donde se esconde lo más bonito de la naturaleza. Los animales, los huertos y la tierra de la que vivimos todos. Una España abandonada que podría repoblarse a través de estos pueblos comprados por gente que quiere volver a sus orígenes.

Lo más