Programa - La Noche

La Noche

Con Adolfo Arjona

Lunes a viernes de 01:30h a 04h

    • item no encontrado
    • item no encontrado
    • item no encontrado
    • item no encontrado
  • Itunes - La Noche

¿Qué alimentos debemos tomar en verano para dormir mejor?

Tenemos que hacer una cena no muy copiosa, con alimentos que se puedan digerir fácilmente y limitar los ricos en grasas como los embutidos, quesos muy curados, salsas o frituras

 

COPE.ES

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 08:56

A pocos se les escapa ya que existe una relación directa entre lo que comemos y la predisposición de nuestro cuerpo para conciliar el sueño. Sin embargo, la mayoría de nosotros, por unas razones u otras, seguimos sin cuidar la alimentación que llevamos antes de irnos a dormir. Y esto, acaba desembocando en importantes problemas de sueño para muchos. Ahora, incluso más, por el agravante añadido del calor propio del verano. ¿El resultado final? Pues malestar anímico, cansancio físico y bajo rendimiento laboral por falta de horas de sueño, entre otras cosas.

Para tratar de conciliar esa relación entre nuestro descanso y nuestro sistema digestivo, se ha creado una lista con las claves alimenticias para dormir mejor en verano. Se trata de un listado con una serie de consejos proporcionados por el Grupo NC Salud, dedicado al asesoramiento nutricional en farmacias. Su directora técnica, Marta Gámez, recomienda optar por alimentos con magnesio y vitamina C antes de dormir. "La vitamina C es necesaria para poder producir adrenalina. Por ello, debemos comer el melón, el kiwi, la fresa, la piña o el tomate", cuenta Marta. 

Una sustancia algo más desconocida, pero también muy importante para favorecer el sueño, es el triptófano, presente en alimentos como los frutos secos, y encargada de producir melatonina. La conocida como “hormona del sueño” que provoca que nos durmamos. "Recomendamos incluir alimentos con triptófano en las últimas horas del día para favorecer el sueño", asegura. 

Por otra parte, unas sustancias que hay que sacar, sea como sea, de nuestro menú de antes de dormir son las grasas. Y es que lo que generalizamos bajo el nombre de “grasas” realmente se llaman ácidos grasos… de ahí que su consumo antes de irnos a la cama nos genere malestar, ardores, e incluso, pesadez al levantarnos después de haberlas cenado. "Tenemos que hacer una cena no muy copiosa, con alimentos que se puedan digerir fácilmente y limitar los ricos en grasas como los embutidos, quesos muy curados, salsas o frituras", dice nuestra experta. 

Menos común, pero también merece la pena recordarlo, es el consumo de alimentos excitantes o bebidas energéticas antes de dormir. Estos productos hay que evitar consumirlos desde mediodía para que no perjudiquen a nuestra calidad del sueño, según afirman desde el Gupo NC Salud. Su directora técnica, Marta Gámez, ejemplifica algunos de los productos que presentan esta particularidad: "Podemos hablar de café, de chocolates con un alto porcentaje de cacao, infusiones con te, bebidas energéticas o refrescos de cola". 

Lo más