Programa - La Noche

La Noche

Con Adolfo Arjona

Lunes a viernes de 01:30h a 04h

    • item no encontrado
    • item no encontrado
    • item no encontrado
    • item no encontrado
  • Itunes - La Noche

¿Es feliz un niño superdotado?

Susana Martínez es madre de un niño con altas capacidades y relata las dificultades que se encuentran estos menores en su día a día

 

COPE.ES

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 11:18

Se llama Laurent Simons. Es belga, tiene ocho años y va a la universidad. Laurent terminó la Secundaria diez años antes de lo previsto, por eso ahora se codea con chicos mucho mayores que él en las aulas de la facultad en la que estudia. Hay expertos que aseguran que adelantar a un niño diez años en su proceso escolar es una barbaridad, porque se perderá lo que debe vivir un niño: las relaciones con sus compañeros de su misma edad, las bromas, los recreos... pero la realidad va más allá de eso: la realidad es que los sistemas educativos no están preparados para los niños con altas capacidades.

La historia de este niño belga, de Laurent, podría ser la de cualquier niño superdotado. Por ejemplo la de Daniel. Tiene trece años. Sus padres llevan años luchando contra un sistema educativo que no está de su parte. De hecho, su madre es la presidenta de la Asociación Española de Superdotación y Altas Capacidades. “Mi hijo era bebé de meses y ya decíamos que apuntaba maneras; nunca pensamos que fuera superdotado, pero sí que era un niño muy inteligente”. “Empezó a hablar a una edad muy temprana, dijo sus primeras palabras muy claras y empezó a andar con ocho meses”, contaba a Adolfo Arjona en una entrevista en 'La Noche de COPE'.

“Cuando ya sabes que tu hijo es superdotado, tienes que dirigirte a la orientación del centro escolar, pero no siempre te hacen caso y entonces ya empiezas con la lucha y la pelea”, contaba Susana Martínez, que explica cómo hay “muchísimo niño superdotado que está mal diagnosticado con TDH, como un niño hiperactivo, como le pasó a mi hijo... nos dijeron que con una pastilla, aquello se pasaba, hasta que un neurólogo y un psicólogo confirmaron sus altas capacidades”. Esta madre aclara que si un niño superdotado no recibe la atención adecuada, “puede tener consecuencias muy graves, hay un porcentaje muy alto de niños con problemas psicológicos”.

“Honestamente, creo que cualquier niño bien estimulado puede hacer lo que quiera hacer en su vida; mi hijo, por ser un niño inteligente, le va a costar muchísimo porque el sistema educativo no está preparado y la sociedad no está concienciada de lo que es la superdotación; los padres que queremos la felicidad absoluta para nuestros hijos no queremos que sufran y haríamos cualquier cosa para que no lo hicieran”, cuenta Susana Martínez.

Precisamente, en 'La Noche de COPE', Pedro García Aguado explicaba que a la hora de educar a un niño con altas capacidades “hay que tener mucho cuidado porque tienen una mayor sensibilidad y hay que enseñarles a tener una adecuada gestión de las emociones”. “Hay que educarles de la misma manera que a un niño de inteligencia normal, pero con matices”, aclara García Aguado.

Lo más