Más directos

¿Qué dice a un paleontólogo un cráneo con miles de años?

En ‘La Noche de Adolfo Arjona’ le hemos trasladado la pregunta al prestigioso paleontólogo Juan Luis Arsuaga

Audio

 

COPE.ES

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 11:03

Juan Luis Arsuaga es catedrático de Paleontología, miembro del equipo de investigaciones de Atapuerca y director científico del Museo de la Evolución Humana de Burgos. Durante su conversación con Adolfo Arjona ha explicado que la ciencia ‘no se plantea preguntas abstractas ni pretende buscar sentido a las cosas, si no que estudia cómo son las cosas y qué es lo que hace que funcione el mundo como lo hace’. 

EL TRABAJO DEL PALEONTÓLOGO
‘La actividad profesional de un paleontólogo tarda en dar sus frutos. Uno empieza trabajando humildemente, con pocos medios, en algún proyecto que parece interesante y va profundizando en el yacimiento… y la cosa va creciendo. En todo caso estamos hablando de proyectos de décadas e incluso de generaciones’ asegura Juan Luis Arsuaga en los micrófonos de ‘La Noche de Adolfo Arjona’.
Cuando Arjona le pregunta si es frustrante que tengan que pasar décadas para obtener algún resultado en la investigación del paleontólogo, Arsuaga se sincera: ‘Ha sido apasionante los descubrimientos e inicios de Atapuerca, aunque sean lentos y difíciles, el haber estado desde el principio, el haber empezado el proyecto, eso tiene una belleza y una pasión… Nadie nos quitará ser los que empezamos a trabajar en Atapuerca’.  

CUANDO ASPARECEN RESTOS HUMANOS
Cuando, tras años y años de investigación en un yacimiento, los investigadores encuentran restos humanos ‘se produce un terremoto’, bromea el prestigioso paleontólogo. ‘Tenga en cuenta que los restos humanos son escasos. Es más fácil encontrar restos de un caballo que de un hombre de Neandertal. Como es lo más codiciado, por su escasez, es como un premio. Es como un contacto con una humanidad poco conocida, y uno tiene la suerte… Es como rescatarlos del olvido’, asegura Juan Luis Arsuaga.

LA INFORMACIÓN DE UN HUESO
La pregunta que te habrás hecho más de una vez es cómo un hueso con miles de años puede ‘decir’ cómo era aquella sociedad. La pregunta es fácil de responder para el paleontólogo. ‘Un cráneo o un hueso con miles de años es como encontrar frente a frente a esa comunidad humana. Cada una es distinta… tiene sus mitos, su economía… es un contacto con otra especie, con otra mentalidad, con el que podríamos aprender mucho. Nos abre una puerta a un mundo desconocido’ reflexiona el catedrático Juan Luis Arsuaga. 

Lo más