Boletín

La historia desconocida de John Dillinger, enemigo público Nº1 de EE.UU.

A pesar de haber sido un ladrón y un atracador, no fue denostado por la gente de su época

Audio

 

COPE.ES

Tiempo de lectura: 1'Actualizado 10:35

La tarde del 22 de julio de 1934, John Herbert Dillinger, acompañado de dos amigas, salía del cine Biograph, de Chicago, en el que acaba de ver la película Manhattan melodrama. El famoso atracador de bancos no sabía en ese momento que una de aquellas mujeres, inusualmente vestida de rojo, le había denunciado y vendido horas antes al FBI.

La película que comentaban tras salir de la sala se titularía en España El enemigo público número 1, justo el apelativo que la Oficina Federal de Investigación le había dado a él mismo. En el instante en el que Dillinger pisó la calle, una treintena de agentes se abalanzó sobre él, disparándole a quemarropa y por la espalda.

En este expediente seguimos las peripecias del más célebre atracador de bancos de la historia norteamericana… John Dillinger. El hombre que, tras una carrera criminal con decenas de atracos a bancos y varias muertes de agentes policiales, se convirtió en un icono de la cultura popular norteamericana… una especie de Robin Hood admirado por sus hazañas contra el poder y el sistema.

A pesar de haber compartido época con otros grandes asaltantes como Bonnie y Clyde o Kate “Ma” Baker, sólo Dillinger alcanzó el rango de mito, no sólo por sus procedimientos a la hora de atracar, sino por la manera en la que era capaz de escapar de la policía y de la cárcel.

Por ello, John Dillinger, sin saberlo, estaba forjando una leyenda de la que luego se haría eco el mundo del cine, con varias películas que catapultaron su figura al olimpo de los famosos.

Lo más