• Martes, 16 de abril 2024
  • ABC

COPE

LA NOCHE DE ADOLFO ARJONA

Eric Smith: "En ese momento disfruté asesinando a un niño de cuatro años"

Era 'El asesino pelirrojo', un chaval que con solo 13 años estranguló a un niño después de darle varias pedradas en la cabeza

Audio

MÁLAGA

Tiempo de lectura: 4'Actualizado 00:55

Eric siempre había sido un niño acomplejado. Sentía que sus enormes orejas, su cabello pelirrojo, sus grandes gafas y su cuerpo cubierto de pecas le convertían en el objetivo perfecto para las burlas de sus compañeros. Odiaba ir al colegio... odiaba a los otros niños... una ira que fue guardando hasta que explotó el 2 de agosto de 1993.

Aquel día, un pequeño llamado Derrick (de solo cuatro años) se había levantado temprano. No había clase, pero estaba deseando llegar al campamento de verano para pasar la mañana con sus amigos. Tenía tantas ganas de salir que no podía esperar a que su madre terminara de arreglarse y le pidió que lo dejara ir caminando solo hasta allí. Ella, se resistió... pero la tierna mirada de su hijo acabó por convencerla. Eso y que el campamento estaba muy cerca de casa, a menos de cien metros, en un camino recto y sencillo... en un pequeño pueblo de Nueva York, en Savona, en el que nunca ocurría nada malo. Así que Derrick cogió su bolsa con el desayuno, se despidió de su madre con un cariñoso beso en la mejilla... y se marchó.

Apenas le quedaban unos metros para llegar a su destino cuando se cruzó en el camino con Eric, que circulaba a toda velocidad con su bicicleta... hasta que frenó en seco cuando vio al pequeño Derrick. Sabía que sería una presa fácil: solo era un niño de cuatro años... y él tenía trece, así que no le costó convencerlo para que le acompañara. Juntos, los dos niños se adentraron en una zona boscosa... y caminaron lo suficientemente lejos como para que nadie los pudiera ver... ni escuchar. De repente, Eric se agachó, cogió entre sus manos la piedra más grande que encontró y la arrojó contra la cabeza del pequeño Derrick. Repitió la operación varias veces más y, no satisfecho con el daño que ya le había causado, lo estranguló con sus propias manos. Pero la saña de aquel niño pelirrojo iría a más: le quitó la ropa al cuerpo inerte y lo violó con la rama de un árbol. A continuación, abrió la bolsa en la que su víctima llevaba el desayunó, cogió una botella de refresco, bebió... y el resto lo derramó sobre el cadáver del pequeño. Acto seguido, como si nada hubiera pasado, se subió en su bicicleta... y se marchó a casa. Años después, cuando aEric Smith, 'El asesino pelirrojo', le preguntaron si había disfrutado asesinando a aquel niño de cuatro años, su respuesta fue: “En ese momento... sí”.

ctv-xal-descarga

INADAPTADO

El protagonista de este expediente era un niño inadaptado, para el que ir al colegio era un “infierno” como él mismo llegó a decir. Unos días antes del asesinato, Eric Smith había mantenido una conversación con una vecina, Eric le preguntó algunas cosas que a la mujer le parecieron un poco extrañas como qué pasaría si un niño asesinaba a otra persona. O qué tipo de cosas podían averiguarse con una prueba de ADN.

LOS HECHOS

Juan Ramón Pereira, experto en criminología y director de investigación sobre asesinos múltiples, ha estado en La Noche de Adolfo Arjona para contar lo que pasó aqué 2 de agosto de 1993. 'Tenía un trastorno explosivo intermitente y un trastorno psicopático'. Le habían echado del campamento al que el pequeño Derrick se dirigía aquel día, así que estaba muy contrariado. Y cuando se cruzó con el niño, no se lo pensó dos veces y lo embaucó para ir a un lugar apartado donde descargó toda su saña contra él.

La investigación de la Policía comenzó tomando declaración a todas las personas que habían visto aquel día al pequeño Derrick y una de esas personas era Eric Smith. 'Buscaba protagonismo y disfrutaba contado dónde estaba el cadáver y cómo había ocurrido'.

Los llevó al lugar donde dijo haberlo visto por última vez. Pero para entonces la Policía ya sospechaba que Eric sabía demasiado sobre lo ocurrido. Entonces, en uno de los interrogatorios comenzó a ponerse nervioso y a temblar y dijo: “¿Creen que lo maté yo, verdad?”

DETENCIÓN

La Policía le tendió una trampa psicológica en la que Eric (que no dejaba de ser un niño) cayó completamente: en ese interrogatorio después de haber visitado la escena del crimen, durante un descansoi le llevaron un vaso con esa bebida... que tiró al suelo igual que había hecho en el bosque.Eric Smith fue detenido y juzgado por aquel crimen. 'La defensa se basó en un caso de abuso y acoso a Eric en el pasado'. Básicamente querían demostrar que el niño sufría una enfermedad grave. Incluso intentaron convencer al tribunal de que la madre de Eric había tomado un medicamento durante el embarazo que le había provocado un daño irreversible en el cerebro. Durante el juicio, protagonizó varias rabietas y llegó a golpearse la cabeza contra el suelo.

  • Left6:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

Básicamente fue una forma de volcar en otra persona el odio que guardaba por el acoso que él siempre había sufrido. Y la pagó con el primero que se le puso por delante y que era un objetivo fácil... un niño de cuatro años.

Eric dijo una vez que lo hizo “porque en vez de que me hicieran daño a mí, yo era el que estaba haciendo daño a alguien”.

Eric Smith, 'El asesino pelirojo', tardó once años en pedir perdón a los padres de Derrick, el niño de cuatro años al que asesinó brutalmente. Pero aquel perdón nunca fue concedido: los padres de la víctima siempre se opusieron a sus peticiones de libertad condicional, que finalmente le fue concedida a finales de 2021, tras casi tres décadas entre rejas.


Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Directo Herrera en COPE

Herrera en COPE

Con Carlos Herrera

Escuchar