Boletín

La abuela de los mil presos: "Mi trabajo es transmitir esperanza"

Ángela tiene seis pisos con 43 camas para acoger a reos de permiso o que han cumplido su condena y no tienen a dónde ir

Audio

 

COPE.ES

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 12:15

Ángela Pérez es la presidenta de la Asociación Pro Recuperación de Marginados (Apromar) que tiene en la actualidad seis pisos con 43 camas para acoger a los reos. La conocen como la abuela de los mil presos. Tiene 78 años y lleva media vida acogiendo a presos de permiso o que han cumplido su condena que no tienen a dónde ir. ‘Yo siempre he sido voluntaria en mi parroquia’ cuenta Ángeles Pérez en La Noche de COPE. ‘Pero no me sentía identificada y contenta con el voluntariado que estaba haciendo y cuando pidieron voluntarios para la cárcel me presenté, me gusto y me quedé’

Los primeros presos que acogió fueron cinco chavales muy jovencitos. ‘Yo lo hago todo esto porque soy una persona creyente y creo que sirvo para hacer esto y mis hijos me decían que tuviera cuidado porque en la cárcel había personas muy peligrosas, pero yo en todos estos años me habré encontrado solo una a dos’, ha contado.

UNA HISTORIA REAL

Eva no quiere decir su apellido, pero es una de las personas a las que ha acogido Ángeles. Empezó a vivir en uno de los pisos de la asociación en el año 2005 y estuvo allí tres años. ‘Yo soy mejicana y mi historia viene comienza son el apogeo de la corrupción policial en mi país’ cuenta Eva. ‘Vine aquí con cocaína y me detuvieron en el aeropuerto y me condenaron a 9 años y un día de prisión. En la cárcel un paisano me comenta que hay una asociación que me podría ayudar y al cabo de unos años en prisión conseguí que con algunos avales pudiera ser acogida por Ángeles Pérez’.

Ángeles dice que en la asociación nos se le pide nada a cambio a nadie. ‘Ni dinero ni nada de nada’ asegura. ‘Yo les digo que a mí, no tienen que agradecerme nada; yo hago este trabajo porque necesito hacerlo, estamos para ayudar a la gente y el que no puede estar con nosotros nunca se le pone en la calle y como suelen estar en libertad provisional siempre se puede hablar con el juez para que les busque otro sitio.

Esta el la historia de Ángeles Pérez, la “abuela de los mil presos” que a lo largo de los últimos 40 años ha dado una esperanza a muchos hombres y mujeres que han pasado por la cárcel.

Lo más