Boletín
Programa - La Mañana Fin de Semana

La Mañana Fin de Semana

Con Ángel Correas

Sábados-domingos de 6h a 08:30h

Correas: “Sánchez usa los Presupuestos para alargar la legislatura"

El análisis de Ángel Correas del sábado 12 de enero de 2019

Ángel Correas

Ángel Correas

Presentador de 'La Mañana Fin de Semana' y 'Mediodía COPE Fin de Semana'

Tiempo de lectura: 3' Actualizado 12:09

 

En el siglo VI a.C., fue el griego Esopo quien escribió el cuento de La Lechera. Aquella muchacha que en su cabeza transportaba un cántaro de leche mientras imaginaba el buen resultado que le daría y la cantidad de cosas que podía hacer con el producto. Tan ensimismada iba en su ensoñación, que el final cayó el cántaro de leche y se quedó sin nada. Eso son las cuentas de la lechera.

Pues bien, el gobierno de Pedro Sánchez acaba de ponerse el cántaro de los Presupuestos Generales en la cabeza.

A bote pronto, las cuentas de Pedro Sánchez prevén un aumento considerable del gasto y a la vez un aumento considerable de impuestos en diferentes formas, algunas que asumirán las rentas más altas y grandes empresas y otras que pagaremos todos como como el incremento del combustible diesel en unos cuatro céntimos el litro. 

Pero vayamos por partes porque estos presupuestos tienen dos lecturas; una económica y otra política, no menos importante y si determinante a la hora de aprobar las cuentas.

La económica. Los presupuestos aumentan considerablemente el gasto en materias como la dependencia, vivienda o inversión pero se sustentan en la idea de que la recaudación por vía impuestos será también histórica. El gobierno cree que aumentará el consumo, por lo tanto la recaudación del IVA, que el empleo irá bien y que todo va a cuadrar. Sobre el papel todo perfecto según la ministra portavoz, Isabel Celáa.

El gobierno se agarra a las previsiones más optimistas pero la realidad, por ahora, es que la economía española se está ralentizando, como reconoce el propio gobierno y que en a nivel internacional se abren escenarios preocupantes como el Brexit que animan más a la prudencia que a grandes previsiones.

En este sentido la economía es sencilla, si vas a tener más gastos necesitas más ingresos y si no es así, quiebras. El gobierno espera ingresar un record, más de 227 mil millones de euros. ¿Cómo? Subiendo impuestos existentes y creando o modificando otros. Por ejemplo, subiendo el impuesto de sociedades para grandes empresas, a los bancos o empresas de hidrocarburos, subiendo el IRPF a quienes declaren más de 130 mil euros anuales. Subiendo el impuesto de patrimonio, con un impuesto a las grandes transacciones financieras o por ejemplo con el incremento del precio del diesel en 3,8 céntimos por litro, que eso si nos afecta a todos.

El Gobierno ha presentado un proyecto de presupuestos sin tener todavía los apoyos necesarios

Más gastos, más ingresos. El problema llega cuando gastas y todo lo que habías calculado ingresar no se produce como habías imaginado. es entonces cuando se rompe el cántaro de leche.

Por ejemplo, qué pasa si el consumo se estanca o se reduce, si al final se ralentiza o no se crea empleo, si el Brexit por ejemplo genera incertidumbre en los mercados, en la economía... si se paralizan las grandes inversiones. Estas son situaciones factibles, muy probables que ponen en riesgo las cuentas del gobierno de Sánchez.

Esta es la visión económica; pero esta la arista política: todavía más afilada y que si no cuadra con los votos, el cántaro se le rompe a Sánchez antes de ponerse a andar. Me explico. Lo que ha presentado el gobierno en un proyecto de presupuestos sin tener todavía los apoyos necesarios. Es decir, ahora tiene que tramitarlos en el Congreso y después deberían de aprobarse o no. Para salir adelante, para conseguir la luz verde, necesita el apoyo de Podemos y los independentistas catalanes.

Los primeros, Podemos, ahora se hacen de rogar y dicen que las cuentas que ha presentado Sánchez se quedan cortas.

"Y esta es la clave política, utilizar los presupuestos para alargar la legislatura"

Con todo el mayor reto lo tiene Pedro Sánchez en conseguir el apoyo de los separatistas, ahora mismo divididos entre los que se niegan en rotundo y los que piden darle aire porque, la verdad, no van a encontrar otro como él. Con unas tragaderas semejantes a costa del resto de españoles, claro

Es decir, todas las cuentas, todos los cálculos previstos, toda la inversión e incluso los impuestos que el gobierno ha planeado para nosotros, españolitos de a pie, todo está pendiente de la voluntad de los separatistas catalanes a quienes Sánchez, por cierto, ha prometido una inversión de 18 MIL millones de euros.

Y esta es la clave política, utilizar los presupuestos para alargar la legislatura. Sánchez consigue oxigeno con esta tramitación aunque el aire político sea ya denso y estemos cansados de respirar el mismo aroma a chanchullo independentista. 

Lo más