Boletín

Ángel Correas: “Las elecciones municipales son una clave para Podemos”

14 días quedan para una nueva cita electoral, la de las elecciones autonómicas, municipales y europeas del 26 de mayo

Audio

 

Ángel Correas

Presentador de 'La Mañana Fin de Semana' y 'Mediodía COPE Fin de Semana'

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 09:55

Puede que para muchos no sea una novedad, pero para otros sí que es algo inédito. Para todos, desde hoy es obligatorio fichar en el trabajo aunque será mañana, día laborable, cuando la medida se extienda por completo.

Hoy ha entrado en vigor el Real Decreto que ha dado dos meses a todas las empresas para implementar las medidas necesarias. Una ley que pretende garantizar el pago de las horas extras o el control de las plantillas. Afecta a todos los empleados por igual independientemente del contrato que tengan.

Aquellas compañías que incumplan esta nueva normativa, podrán ser sancionadas con multas que irán desde los 600 euros a más de 6000. Además, los registros deberán estar a disposición de los empleados, de sus representantes legales y de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social.

Sobre el papel, todo muy bonito. Otra cosa es que la práctica no sea tan fácil. Son muchas las pequeñas y medianas empresas (PYMES) de este país para las que la medida supone un problema importante y por eso el Gobierno ha dado una tregua con las sanciones aunque no especifica hasta cuándo.

Lo dicho, sobre el papel es una medida razonable. En la práctica puede ser bastante más compleja. Ya no sólo por la parte técnica en la pequeña y mediana empresa sino también porque no todos los trabajos responden a un horario fijo y en un sitio determinado.

Hay trabajos por turnos en una fábrica o en una oficina donde fichar no parece algo complicado. Pero también hay muchos trabajadores que pasan su jornada laboral fuera de la empresa. Unos viajando y otros que realizan trabajo desde casa y otros que combinan la flexibilidad horaria. En estos casos, lo de fichar ya no es tan sencillo.

Quienes en estas semanas andan haciendo bastantes horas extras son los políticos de este país. 14 días quedan para una nueva cita electoral, la de las elecciones autonómicas, municipales y europeas del 26 de mayo. La campaña vuelve hoy en plenitud tras el paréntesis de luto por la muerte del ex vicepresidente del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba.

Estas elecciones autonómicas y municipales deben de certificar o enmendar varios aspectos de las elecciones nacionales; por ejemplo, vamos ver si el PSOE se mantiene en la cresta de la ola electoral.

Si el PP consigue detener la sangría y retiene el poder autonómico que le queda. Esta es otra clave para ver si es una cuestión de liderazgo de Casado o se extiende a todo el modelo de partido en un fallo de estrategia general tras el 28 de abril.

Habrá que ver también si Ciudadanos ha tocado o no ha tocado techo. Si es real la sensación de que en determinadas capitales podría superar incluso al PP y tocar por primera vez poder. Ya veremos.

Va a ser una oportunidad también para comprobar si el efecto VOX ha perdido o no la inercia de la campaña de las generales. Ha sido un buen resultado entrar con 24 diputados al congreso, pero se les quedó corto comparado con las expectativas que generó el partido de Abascal.

Y estas elecciones, las municipales son una clave para Podemos. Su gran éxito ha sido controlar esta última legislatura los ayuntamientos de grandes capitales como Madrid, Barcelona, Valencia o Zaragoza. Ahora deben de revalidar esa apuesta y ahí está la clave. Retener ese poder municipal.

Las autonómicas y municipales no son lo mismo que las generales y mucha gente varía el voto pero, sin embargo, estamos viendo ya cómo se repiten argumentos. Donde haga falta el PSOE volverá a tirar del argumento del miedo a las 3 derechas que tan bien le ha funcionado a Sánchez y volveremos a escuchar hablar del voto útil.

Lo más