Programa - La Mañana Fin de Semana

La Mañana Fin de Semana

Con Ángel Correas

Sábados-domingos de 6h a 08:30h

Audio

Escucha el monólogo de Ángel Correas del domingo 13 de enero de 2019

 

Tiempo de lectura: 2 Actualizado13:49

El cocktail de moda mezcla presupuestos con independentistas y ahora el pacto Andaluz. Se agita y se sirve al españolito de a pie en cada declaración política.

Agitar antes de usar. Menudo cocktail se está preparando en la esfera política nacional. Se mezclan los Presupuestos Generales del Estado con los independentistas y su mantra y ahora además con el acuerdo de PP, Ciudadanos y Vox en Andalucía. Todo junto, se agita y se sirve al españolito de a pie en cada mitin, en cada declaración política de las últimas horas. Todo tiene que estar preparado y servido para las elecciones municipales y autonómicas.

Y en eso estamos, en clave electoral. En dos sentidos, la celebración de las elecciones del 26 de mayo y la no celebración de las Generales que el presidente del Gobierno trata de alejar lo máximo posible y para eso es clave tramitar los presupuestos de 2019.

Así que los ministros del Gobierno han cogido el bombo y el platillo este fin de semana. Ofensiva mediática de Moncloa para vender las bondades del proyecto de presupuesto de Pedro Sánchez.

A pesar de no tener los apoyos para sacarlos adelante, el gobierno presume de cuentas e incluso da por hecho que serán la llave para agotar la legislatura. Lo dice Pedro Sánchez, casualidad, desde Barcelona. Literal que esperan sentados hasta 2020 los que piden adelantar las elecciones.

Lo dice desde Barcelona y es que para llegar a ese 2020, Sánchez necesita el apoyo de los separatistas catalanes y en ello está, en el fondo y en la forma. Dejando caer gestos, concesiones en forma de millones en los presupuestos, deslizando ideas sobre posibles indultos a los presos independentistas tras el juicio, cambiando acusaciones de rebelión por sedición.

Y este tira y afloja, es precisamente el juego que mejor saben jugar los independentistas y están jugando. Joan Tardá, portavoz de Esquerra en Congreso, por cierto, desde Bilbao donde asistía una manifestación en favor del acercamiento de presos de ETA. Allí dice que esperan más gestos, hablar de un reférendum, esperan que el gobierno se mueva para moverse ellos

Así de fácil. Queremos más y los presupuestos del gobierno de España pendientes de la última palabra del separatismo catalán. Pedro Sánchez sigue mandando mensajes y por ahora la respuesta del independentismo es la de siempre. Queremos más y luego... un poco más. La pregunta es si Sánchez podrá saciar las necesidades inagotables y a menudo imposibles del independentismo y qué nos puede costar al resto.