Expósito: “Es muy significativo todo lo que asesoró, fotografió o escondió el hoy vicepresidente Iglesias”

El director de 'La Linterna', Ángel Expósito, desvela cómo ha ido transcurriendo desde 2015 el caso del robo de la tarjeta de la asesora de Pablo Iglesias

Ángel Expósito

Ángel Expósito

Director de 'La Linterna'

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 21:14

Audio

El director de 'La Linterna' en COPE, Ángel Expósito, cuenta paso a paso el caso en el que está implicada la exasesora del vicepresidente de Pablo Iglesias.

No seré yo quien se meta entre las sábanas de nadie o quien hurgue en las historias privadas de ningún personaje público. Tan solo planteo algunas comparaciones para corroborar que, en efecto, los hay con bula.

Los hay o, mejor dicho, lo hay porque él es el único de líder de la secta, lo hay con capacidad de enarbolar la bandera del feminismo y con ese piquito de asamblea de la Facul... colocarlas a todas. Y ellas... tragando.

¿Qué estaríamos diciendo si Guerra, Narcis Serra; Álvarez Cascos, Rato, Rajoy, Fernández de la Vega, Solbes, Elena Salgado, Rubalcaba, Chaves o Soraya Sáenz de Santamaría; si cualquiera de ellos tuviera a su pareja de ministro a su cargo; a su ex pareja de diputada por la cara y a aquella aventura de Bruselas en pleno lío judicial por unas fotos? ¿Te imaginas?

Pues resulta que aquí está el vicepresidente del Gobierno para Asuntos Sociales, Pablo Iglesias, con su pareja de ministra bajo su área; a su ex de diputada tras saltar como concejal de Rivas y a la tal Dina, ex "asistente", ahora se llama así, entre Villarejo, la Audiencia Nacional y los líos de no sé qué fiscal. Y esto último por unas fotos "íntimas" de la tal Dina sola o acompañada, unas fotos con mil versiones y una tarjeta de móvil con el vicepresidente en todas las salas.

Expósito cuenta la historia del móvil robado a la colaboradora de Iglesias

Expósito cuenta la historia del móvil robado a la colaboradora de Iglesias

Luca Piergiovanni

La historia del robo del móvil de la colaboradora de Pablo Iglesias lleva años dando vuelta por despachos y juzgados y se complica cada vez más. Es una maraña de fechas, datos, detalles y personajes que voy a intentar resumirte de la forma más esquemática posible. Los personajes principales de esta historia son Pablo Iglesias y su exasesora Dina Bousselham, los secundarios el excomisario Villarejo - con una aparición fugaz - y el juez García Castejón que es a quien le cae el caso.

Todo empieza en noviembre de 2015: Dina Bousselham, la asesora de Iglesias, denuncia que le han robado su móvil en el Ikea de Alcorcón.

En enero de 2016 Pablo Iglesias recibe una llamada del presidente del Grupo Zeta. Le cuenta que hasta su redacción ha llegado una tarjeta de memoria de un móvil, que resulta ser el de Dina, y se la entrega.

En julio de 2016, ‘OKDiario’ publica algunas capturas de mensajes de los chats internos de Podemos que contenía la tarjeta, la famosa tarjeta de memoria. Ya sabes, aquellos que hacían referencia a Mariló Montero y en los que Iglesias decía de ella que la azotaría hasta que sangrara. No voy a hacer ningún comentario, él solito se define.

Dina Bousselham pide que se investigue quién tiene su teléfono y cómo ha sido posible que algunos de sus datos hayan acabado publicados. En enero de 2017, Pablo reconoce que tiene la tarjeta y se la devuelve dañada a su colaboradora según declarará más tarde la propia Dina. Ésta intenta recuperar el contenido a través de una empresa que se dedica a ello y que tiene sede en el Reino Unido.

En noviembre de 2017, se detiene al ex comisario Villarejo y en los registros se encuentra otra copia de esa tarjeta. Es en este punto cuando Iglesias aprovecha para acusar a las cloacas del Estado y a la policía patriótica de querer utilizar esta historia de tarjeta para acabar con él y con Podemos.

Hace un año, Pablo se persona como perjudicado en la pieza en la que el juez investiga el hallazgo del teléfono robado. Iglesias insiste en que hay una operación de las cloacas del Estado contra él.

La cosa sigue su curso hasta que este mes de junio el juez García Castejón retira a Iglesias su condición de perjudicado. ¿Por qué? Pues porque considera que durante meses le ocultó a su colaboradora que él tenía la tarjeta y que cuando se la devolvió el contenido no se podía leer porque estaba dañada. ¿Cuál será el contenido de esas fotos?

A todo esto y durante estos meses, Dina Bousselham cambia varias veces su declaración y cae en diversas contradicciones en función de lo que se va descubriendo durante la investigación

El último capítulo llega cuando ‘El Confidencial’ publica que, según un chat interno de Podemos, algunos fiscales le pasaron información a la abogada de Pablo Iglesias sobre los detalles de la investigación que lleva el juez.

Hasta aquí lo que sabemos. Sé que es complicado de seguir, que hay una maraña de datos, una madeja de falsedades y medias verdades, que son peor que las mentiras, que en ocasiones parece una peli de espías de serie B y en otras un folletín para adolescentes... Pero creo que es muy significativo de una forma de actuar, de todo lo que rodeó, asesoró, fotografió o escondió el hoy vicepresidente del Gobierno.

Yo no me meto entre las sábanas de nadie. Allá el macho alfa y las súbditas de la secta que lo aceptan y se lo tragan. Todas muy progresistas, reformistas y feministas. ¡Ja!

Tan solo me pregunto qué habría ocurrido con cualquiera de los demás vicepresidentes y, no te digo, vicepresidentas, si cualquiera de ellos hubiera tenido el mismo currículum. ¿Te imaginas? Es lo que tiene ser el líder... ¡Oh amado líder Supremo!

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

Lo más

En directo

Directo Poniendo las Calles

Poniendo las Calles

Con "El Pulpo"

Escuchar