COPE

Ángel Expósito: "Hay que reivindicar Ceuta y Melilla como las ciudades más españolas"

El director de 'La Linterna' ha viajado este lunes hasta Cádiz, desde donde habla de la historia de nuestro país

Ángel Expósito

Ángel Expósito

Director de 'La Linterna'

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 20:15

Audio

Hoy hemos encendido La Linterna en el Hotel Puerto Sherry. En el Puerto de Santa María. Estamos en Cádiz y como autoproclamado embajador de Cádiz para el resto del mundo, me voy a permitir la licencia de describirte qué es esto. De entrada, lo de embajador no es coña. No hace mucho, los colegas de 'La Voz de Cádiz' me otorgaron uno de sus premios anuales y desde ese momento soy embajador de esta histórica tierra y de este histórico mar.

Mira, en este momento estoy mirando hacia el sur. Y veo el puente de la Constitución y al fondo, San Fernando. A mi izquierda si me asomo imagino Jerez de la Frontera y a mi derecha el sol sobre el Atlántico.

Y hoy, que es noticia Junqueras y el procés, además de hartazgo, me vienen a la cabeza las patrañas sobre las comunidades históricas, los indultos, las transferencias, las competencias, los incompetentes, porque para historia de España y del mundo: Cádiz. Fenicios, romanos, musulmanes, conquistadores, liberales, franceses, británicos.

Un poquito más al sur está el Estrecho de Gibraltar y desde Algeciras, si estiras la mano, tocas África. Y te bajas al moro. Y Ceuta. Por cierto, ahora más que nunca hay que reivindicar desde la Península a Ceuta y Melilla como las dos ciudades más españolas de España. ¿Por qué te crees que los británicos se quedaron con Gibraltar para no soltarlo nunca?

Desde allí pillas la 340 y te plantas en Tarifa. Frente a Tánger. Y por momentos te crees Guzmán el Bueno, primer señor de Sanlúcar de Barrameda y fundador de la Casa de Medina Sidonia. Año 1.200. Y en estas que pegas un salto hacia atrás y te ves vestido de romano en Bolonia. Bajo la inmensa duna del capitán Alatriste. Por cierto, durante esta Linterna nos van a contar qué yacimientos romanos están desempolvando hoy mismo en esa costa de Trafalgar y Caños de Meca y Zahora.

Trafalgar. ¿Te imaginas qué debe haber ahí abajo, en ese fondo del mar? ¿Te imaginas los cañonazos entre el almirante Nelson, el inútil de Villeneuve y el almirante español Gravina, al que quieren quitar su calle por facha. ¡Cuánto imbécil!

Y sigues hacia el norte y subes a Véjer y allí mezclas culturas, murallas y castillos e Iglesias, desde lo alto. Y pasas Conil y te plantas remando en el Castillo de Sancti Petri. En Chiclana. Y ves restos fenicios y la calzada romana o las huellas de los disparos de la guerra civil en un muro de fusilamientos, y desde allí los búnkeres de la playa del Camposoto haciendo esquina con la Punta del Boquerón.

Y si remas pa' dentro del caño, pasas por fortalezas y ves a un lado la base de la Infantería de Marina (de esos marines que yo me he encontrado en Mali), y al otro, al fondo, el Pinar de los franceses. Y delante el puente de Zuazo.

En esos pinares a las afueras de Chiclana de la Frontera, las tropas de Napoleón se toparon con los gaditanos. Y de ahí no pasaron. "Con las bombas que tiranos fanfarrones se hacen las gaditanas tirabuzones" que cantaba Lola Lolita La Piconera.

Y enfrente la Isla. San Fernando y oyes a Camarón de fondo. Sí, sí, Camarón de la Isla. Allí mismo, donde descansa el Juan Sebastián Elcano, se encuentra un lugar increíble y casi desconocido. En La Carraca: el panteón de Marinos Ilustres.

¿Cómo? ¿Que no lo conoces? Entonces no sabes casi nada de la historia del mundo. Porque allí están enterrados los auténticos protagonistas de la historia del mundo que son, a la vez, los marinos de nuestra Armada. Y tierra adentro, Arcos, Jerez, Medina Sidonia, los Alcornocales, las rutas caminando desde El Bosque río arriba y esos pueblos blancos donde llueve tanto. Y San José del Valle y el queso doña Casilda de mi amigo Carlos.

Vuelvo a la Armada y desde este Puerto de Santa María miro hacia Rota y veo el escudo antimisiles y parece que estoy en la Costa Este de Estados Unidos. Y saboreo este vino de Jerez, de Rota y de Sanlúcar y mientras bebo, huelo Guadalquivir desde Bajo de Guía. Y salto a Doñana desde Sanlúcar de Barrameda. ¿Y sabes qué? Desde las nobles casas y las bodegas de este Puerto de Santa María, alucino con la Bahía y con tantos marinos y navegantes que desde aquí (y hasta aquí) hicieron las Américas y sus casas muchas derruidas por la humedad y el tiempo.

  • Left6:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

Y veo Cádiz. Y desde el barrio de la Viña pienso en La Habana y en Canarias y en la arquitectura colombina. Y en la Constitución de 1808. Con ella, con La Pepa, con la Constitución, termino como empecé: tanto nacionalista de pacotilla, tanto indulto de cobardes, tanta historia inventada, tanta hipoteca solo por el poder, así que no seas paleto. O paleta.

Ah, y mi posdata. ¿Sabes por qué Steven Spielberg eligió Trebujena para rodar el Imperio del Sol? Pues por eso, por el Sol. Único en el mundo al ponerse por el Atlántico. Y si no, haz la prueba: piérdete por una de las calas de Roche, asómate al Timón al atardecer y aplaude como me contó que hace Paco González. Aplaude y flipa en colores. Nunca mejor dicho, flipa con esos colores de Cádiz.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

La Noche de Adolfo Arjona

Con Adolfo Arjona

Reproducir
Directo La Noche de Adolfo Arjona

La Noche de Adolfo Arjona

Con Adolfo Arjona

Escuchar