Expósito: ''En España nos estamos acostumbrando a situaciones muy extrañas. Parece el mundo al revés''

Ángel Expósito analiza la actualidad del día en su monólogo de 'La Linterna'

Ángel Expósito

Ángel Expósito

Director de 'La Linterna'

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 21:18

Audio

 

En esta nuestra España nos estamos acostumbrando a situaciones muy extrañas. parece el mundo al revés. ya sea por complejos, por lo políticamente correcto... por la supuesta libertad de expresión o por la supuesta superioridad de unos pocos... asistimos con normalidad a situaciones verdaderamente escandalosas. He seleccionado una docena de espectáculos, sinceramente, para la vergüenza...

1. Ciudadanos acude, porque les da la real gana, a la manifestación del orgullo lgtbi en Madrid y los tuvo que sacar la policía de allí porque los linchaban. Y todavía, el ministro del interior medio justifica el acoso y alguien del ministerio se inventa un informe de mentira para esconder lo sucedido realmente. Y no pasa nada. 

2. Un clásico, homenajes a etarras. Homenajes públicos, en directo, sin cortarse un pelo, a asesinos sin el menor arrepentimiento. en sus pueblos natales con gritos de enaltecimiento del terrorismo. con las víctimas enfrente aguantando el odio camino del cementerio.

3. Los escraches made in podemos o sus circunstancias que vienen de lejos. el famoso jarabe que puso de moda pablo iglesias. ¿Te imaginas que se lo hacen a él en la verja de su casoplón? Lo más sorprendente es que les encanta practicarlos en la universidad, para más inri. ¿Te imaginas que en vez de ser a Cayetana Álvarez de Toledo y a Maite Pagaza en la universidad de Barcelona... hubiera sido a pablo y a monedero?

4. Hablando de podemos, son inconcebibles los complejos hacia el régimen de maduro en Venezuela. Resulta que Errejón, sin ir más lejos, parece el salvador de la socialdemocracia mundial, cuando hace medio año soltó que los venezolanos comen tres veces al día. ¿Te imaginas que eso lo dice un ministro de derechas sobre una dictadura de ultraderecha?

5. Lo de la libertad de expresión también tiene tela cuando algunos se llevan las manos a la cabeza por suspender el concierto, en Madrid de un presunto cantante condenado por apología del terrorismo. ¿Y si ese cantante hubiera sido neonazi? ¿Le habría contratado alguien en aras de la libertad de expresión?

6. El lazo en ayuntamiento de Barcelona. de acuerdo con el PSC que con gobierno con Ada Colau. Y no solo no pasa nada, es que no puede pasar, cuando zapatero y dirigentes socialistas siembran dudas y más que dudas sobre el estado de derecho. eso es presión pura y dura.

7. Se confirma que en todos los sitios cuecen habas. A Macron, a Manuel Valls y al mundo mundial les preocupa un pacto con vox, pero no con batasuna. Curioso.

8. En este sentido,si tu fueras de Bildu, ¿quién preferirías que gobernara en navarra, el psn y sus amigos o navarra suma? Ya lo dijo Otegui el otro día en gara, donde además de dar por hecha la investidura de pedro Sánchez, también avala que ese nuevo gobierno fructifique con un pacto entre el PSOE y podemos. "En el estado no va a haber un mejor gobierno que el del PSOE y podemos" apuntalado por la influencia de su alianza con ERC ya que ambos suman 19 diputados en el congreso.

9. Somos únicos. Vemos normal esto. No existe país en el mundo. Desde el más rico al más pobre. el más democrático a la peor dictadura donde se escupa a la bandera, se pite el himno y se quemen retratos del jefe del estado. Solo aquí.

10. En este mismo sentido, ¿alguien se imagina un acoso a los gendarmes o al FBI como el que sufrieron los guardias civiles en aquella Conselleria de economía catalana? Y aún estamos discutiendo si fue para tanto.

 11. La bandera republicana, como símbolo progresista y reformista, en mítines del PSOE incluso, como bandera de unos sindicatos que no han dado un palo al agua y que se lo han llevado y gastado crudo. ¿Te imaginas la bandera de España con el águila de san juan en un mitin? pues ahí les tienes. y, por supuesto, tampoco pasa nada. En esta nuestra españa nos estamos acostumbrando a situaciones muy extrañas. Parece el mundo al revés.

 

Lo más