Expósito: "Cuatro cadáveres de chavales magrebíes en aguas de Cádiz. ¿A dónde llega nuestra insensibilidad?"

El director de 'La Linterna' analiza el drama de las familias que tienen que huir de sus países

Ángel Expósito

Ángel Expósito

Director de 'La Linterna'

Tiempo de lectura: 3' Actualizado 20:39

Ángel Expósito en el estudio de la Cadena COPE

"Son las ocho, las siete en Canarias.

Noticia de tan solo de hace unos minutos, el Tribunal Supremo ha determinado que el cliente y no los bancos, paga el impuesto de las hipotecas. A partir de ahora, y antes también. Se acabó el debate desde el punto de vista jurídico. La resolución, 15 magistrados a 13, el cliente paga el impuesto de las hipotecas.

Hoy hacemos La Linterna desde Cádiz. Seguramente, como en los anuncios de publicidad, una de las ciudades más españolas de España. Más europeas de Europa, una de las ciudades más mundiales del mundo.

Desde este Castillo de Santa Catalina, a pocos metros de la catedral de la Santa Cruz, a tiro piedra del barrio de La Viña, qué quieres que te diga, como para que me vengan aquí a dar lecciones de Historia o a presumir de comunidades históricas de primera y de segunda.

Los colegas de La Voz de Cádiz entregan esta noche los premios La Voz, en mi caso a gaditanos de adopción. Y yo soy uno de ellos. Así que de entrada., gracias.

El tema es que desde esta orilla del Atlántico otra vez, qué quieres que te diga, como que uno no tiene cuerpo para hablar de impuestos de las hipotecas; ni del futuro inexorable de María Dolores de Cospedal y ni te cuento de Otegui, de Pablo Iglesias, del Carnicero de Mondragón o del plasta de Torra y su jefe Puigdemont. Desde aquí, mirando a Rota o a San Fernando, apetece hablar de cosas serias. Más serias.

ESCUCHA EL MONÓLOGO DE ÁNGEL EXPÓSITO A LAS 20.00 HORAS

Por ejemplo, que ayer, en estas mismas aguas de Cádiz, la Guardia Civil recogió cuatro cadáveres de cuatro chavales magrebíes. Sus compañeros llegaron empapados y con hipotermia a la playa de Caños de Meca. Pero es que un poco más al sureste, casi en las mismas aguas del Estrecho, en Melilla, se ahogaron otras catorce personas. En este caso negros subsaharianos. Y apenas unos breves, un titular y poco más.

¿A dónde llega nuestro nivel de insensibilidad? ¿Te imaginas los gritos, el frío, la desesperación de esos hombres jóvenes agonizando entre el frío, las olas, tragando agua, de noche...? ¿Te lo imaginas?

Yo tampoco. Yo tampoco.

Pero es que fíjate, hay un par de noticias que han pasado casi desapercibidas, para variar y que desde aquí, desde Cádiz, me viene que ni pa' el pelo recordarlas.

1.- Tiene relación directa con los naufragios de ayer. Miro hacia el Sur, hacia Tánger: 80 niños han sido secuestrados en un colegio al norte de Camerún. ¿Lo sabías?

Puede que sigamos en shock tras el viaje a África de la semana pasada, no lo niego, pero que no nos hayamos hecho eco, ni siquiera en un breve de esta noticia que llegó ayer vía la agencia Reuters confirma que estamos muy mal.

80 niños secuestrados en su colegio en Bamenda, al norte de Camerún, y ni caso. ¿Tu qué harías si fueras su padre o su madre? ¿Tu no saldrías pitando hacia el norte aunque fuera para ahogarte en el Mediterráneo?

Y 2 - Miro hacia el Oeste, desde Cádiz hacia América. Estos días hablamos de la caravana de emigrantes hondureños y guatemaltecos que atraviesan México destino Estados Unidos. Hoy mismo hemos leído a Errejón diciendo una auténtica gili..., una sandez vergonzosa, diciendo que en Venezuela se ha triunfado porque la gente come tres veces al día. ¡Qué ignominia!

El Observatorio Venezolano de la Violencia denuncia que las bandas latinas, los pandilleros, reclutan niños y jóvenes a cambio de una hamburguesa o un refresco. Tal es el nivel de hambre, ese que por supuesto Errejón, Pabloiglesias, Monedero, no han visto de coña, tal es la desesperación de esos chavales que por comer se alistan a una mara o a una banda.

Atrás quedaron lo que allí llamaban los caramelos digitales, cuando los jefes de estas pandillas reclutaban miembros a cambio de un móvil, una tablet o una batería. No. Ya no. Ahora te compro para matar por una hamburguesa o un refresco.

Fíjate. Este Observatorio denuncia que en 2017 han muerto por violencia en Venezuela, asesinados, 1.134 niños o jóvenes. Lo que equivale a uno cada 8 horas. 90 chavales muertos al mes.

Esto es Venezuela. Aunque Errejón no lo quiere saber. ¿A que no tiene lo que hay que tener para decir esto de las tres comidas al día en el Puente Simón Bolívar? Suma ahora El Salvador, Guatemala u Honduras. ¿Tu qué harías? ¿No saldrías hacia España, si pudieras, o hacia Texas aunque fuera andando?

Hoy comparto premio La Voz en Cádiz con Ángel León, el Servicio Marítimo de la Guardia Civil, con Pasión Vega y Navantia.

Es un honor, desde este malecón de Cádiz, uno de los sitios más bonitos del mundo. Uno de los sitios más importantes de la Historia de España y del mundo”.

Lo más